3 aplicaciones para mejorar tu concentración


Estamos a nada de terminar el semestre y cometer un error a estas alturas podría ser lo peor, pero para evitar todo esto, lo mejor será que te pongas listo y hagas todo para que nada te detenga.

Se dice que uno de los más grandes distractores es tu teléfono, incluso ya hasta se le acuñó el término Nomofobia para esta dependencia y apunta la ansiedad que puede llegar a generar el no tener acceso a nuestro teléfono.

Plantie

Plantie es una aplicación gratuita que te ayudará a desconectarte un poco del smartphone y aumentar tu productividad.  Esta, nos propone crear nuestro propio bosque virtual, en el que será necesario no utilizar el móvil si queremos que los árboles crezcan. En el momento que no cumplamos con los objetivos marcados, el árbol morirá. Plantar árboles nos irá dando monedas, con las que podremos comprar nuevas especies de árboles para enriquecer nuestro bosque.

La aplicación es completamente gratuita, y solamente muestra un pequeño banner en la parte inferior de la pantalla.

Focus To-Do

Focus To-Do también se basa en la técnica Pomodoro (trabajar durante periodos de 25 minutos) aunque, en este caso, la app permite ajustar al gusto el tiempo durante el que queremos trabajar. Aparte de contabilizar el tiempo durante el que estamos trabajando, hace las funciones de gestor de tareas. Estas, pueden ordenarse de forma cronológica.

  • Hoy
  • Mañana
  • Próximas
  • Algún día

Una vez que hayamos creado la tarea, podremos empezar a contabilizar el tiempo que hemos pasado con ella. Una vez la hayamos finalizado, seguirá presente en el registro de actividades completadas, hasta que decidamos eliminarla.

Flip

Tiene una interfaz demasiado cuidad, intuitiva y fluida, aquí nos permite establecer nuestro calendario de manera visual.

Cuando creamos una tarea y empezamos a trabajar con ella, accedemos a un panel con un cronómetro, una cuenta atrás que nos indica cuánto tiempo nos queda para acabarla (según lo que le hayamos indicado), el tiempo de concentración y el propio nivel de concentración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *