Con retiros de hasta 300 mil pesos el Banco de México ya identificó 900 transacciones

Primero fue la lentitud de SPEI, unos días después se confirma el ciberataque y que varias instituciones financieras tuvieron problemas. Ahí fue donde se vieron involucrados envíos irregulares de 300 millones de pesos. 

Pronto se revelaría que se usaron por lo menos 150 cuentas bancarias, de las cuales el 80% era recientes.

Eduardo Osuna, director general de BBVA Bancomer  declaró que detectaron cuentas de clientes que recibieron parte de ese dinero. Aunque aclaró que ellos no fueron  los afectados.

 

75 cuentas se abrieron al principio de 2018

Por su lado Alejandro Díaz de León, Gobernador del Banco de México señaló que tienen identificadas 900 operaciones con retiros que van desde los 200 mil pesos 300 mil pesos. Lo que indica que esos movimientos formaban parte del ataque.

En el caso de las cuentas “fantasma” Luis Ramírez, director de estrategias corporativas de IT Lawyers aseguró que en el ataque se usaron cuentas creadas por personas mayores de 50 años, de las cuales ya se encuentran identificadas por los bancos y que recibieron dichos depósitos. Según los cálculos de la empresa se realizaron 1,200 transacciones en 75 cuentas que se abrieron entre enero y marzo de 2018.

 

Los retiros fueron realizados en los primeros días de mayo por parte de esas 75 cuentas, menciona que son de Ciudad de México, Estado de México, Guadalajara y Nuevo León. El método que usaron fue desviar el dinero al duplicar órdenes de pago de las instituciones antes de llegar al SPEI, al generar el duplicado ese dinero se envió a múltiples cuentas, donde el encargado de absorber los gastos eran los bancos ya que no se realizaba la verificación por los problemas de la banca.

Sin duda tendremos más información en los próximos días, con detalles de uno de los escándalos más grandes de México en el año

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *