Un sólo abucheo… de 8 minutos


Mientras el ex diputado local Ismael Murillo Murillo intentaba saltar una de las vallas que dividía en sectores la explana de la Fenaza, Alejandro Tello aguantaba un abucheo.

Uno que duró 8 minutos.

Hay tradiciones que no cambian; uno de ellos es el horario Andrés Manuel López Obrador.


Citados a las 13:30 horas, los reporteros invitados a la mesa del Señor Presidente vieron como poco a poco la gente llegaba  al antiguo Teatro del Pueblo… y como el tiempo pasaba y el Mandatario no llegaba.


Una hora después, la estimación de los reporteros era de 3 mil personas… pero aún no llegaban todos los invitados, por lo que no era tiempo de iniciar.

A las 15:30 ya se podían contar 4 mil personas.

Centenas de personas se acercaron a la zona con el fin de ver, aunque fuera de lejos, al hombre en el que depositaron su esperanza el pasado 1 de Julio.

Su sorpresa sería mayor cuando, sin más, se les permitía acceder al lugar. Sin arcos detectores de metales, sin Estado Mayor Presidencial vigilante. Sin restricción.

Y minutos antes de las 16:00 arribó López Obrador quien fue recibido con un beso en la boca por una de sus seguidoras. Una más que hace historia con él.

Los presentes fueron testigos del ósculo en las pantallas instaladas en las inmediaciones del templete. Una expresión de admiración se escuchó. Quizá de envidia, quizá de aprobación.

En el presídium,  el Presidente de México, Víctor Villalobos, Ignacio Ovalle, Ulises Mejía y César González (a quien le cayeron del cielo las hojas); de sombrero blanco (para destacar), David Monreal y Alejandro Tello.

Y al dar la bienvenida al invitado, Tello Cristerna recibió 8 minutos de abucheos, gritos e insultos. La granizada fue de tal magnitud que los gritos cenecistas de apoyo al gobernador apenas se escuchaban entre el escándalo provocado por los seguidores del macuspano.

De los aplausos que recibía del presídium es probable que ni ellos los hayan escuchado.

Quizá para el ex priista Murillo Murillo fue más fácil brincar las vallas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *