Ansiedad, desmemoria y adicción se desarrollan a partir del uso de smartphone

Las nuevas tecnologías y los gadgets tecnológicos llegaron a la sociedad para facilitar la vida de los individuos, el problema es que no hemos aprendido a usarlos y ahora dependemos de ellos hasta en el más simple de los aspectos.

Por lo que no es de sorprender que, debido al uso excesivo de estos ya existan consecuencias notables en la salud, principalmente entre los más jóvenes.

Retrasar el uso (o dependencia) de estos aparatos en los más pequeños es la recomendación que hace Julissa del Rosario Ibáñez Ruelas, del Hospital General de Zona No. 71 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Veracruz, quien afirma que del uso desmedido de estas tecnologías se puede desarrollar ansiedaddesmemoria y adicción. 

Al evitar el uso de smartphones en los más jóvenes se previenen situaciones conflictivas a futuro que puedan ser derivadas de la dependencia a estos artefactos. Además se evita  una disminución en el rendimiento escolar o laboral del individuo.

Hay una constante al presentar manifestaciones adictivas, cuanto más temprano les dan los papás el celular, la adicción es mayor y aumenta el aislamiento familiar, advirtió la psiquiatra.

Ibáñez Ruelas comentó que de los 13 a los 22 años de edad, es la etapa en que se desarrolla una mayor adicción al uso de los aparatos, en donde también pueden influir factores como una baja autoestima y la necesidad de aceptación.

Por otro lado, la especialista destacó que esto puede repercutir en los aspectos sociales y su desenvolvimiento en la sociedad, ya que no se siente obligado a cumplir con sus obligaciones.

Tener aparatos eléctricos encendidos cuando no es necesario hacerlo, así como dormir con el celular a un lado, puede contribuir a incrementar estados ansiosos, toda vez que el cerebro no descansa por dichos artefactos, concluyó la especialista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *