No bajarás de peso por mucho ejercicio que hagas si no comes bien


Si alguna vez escuchaste que voy al gimnasio y por eso puedo comer lo que quiera, lamentamos informarte que no es cierto.

Uno de los errores que más se cometen es querer reemplazar una buena dieta con exceso de ejercicio y más si lo que quieres es bajar de peso. Y por muy difícil que sea aceptarlo, adelgazar es un camino difícil.

 

Primero que nada, tener un déficit calórico

 

Hace ejercicio es muy bueno para la salud y eso nadie podrá negarlo, pero para adelgazar necesitas llegar al déficit calórico.

Lo que significa es que gastes más energía que la que obtienes de los alimentos, de esta manera tu cuerpo intentará compensarla con las reservas (esas llantitas) que tienes.

 

Para que lo entiendas, todas las dietas que existen se basan en este principio, aunque las dietas milagro tengan el efecto rebote.

 

Ingierelas lento, quémalas rápido

Lo mejor que puedes hacer, no es probar una dieta si no cambiar tus hábitos alimenticios, de esta manera podrás mantener tu peso sin esperar el rebote. Y si, cuando nos referimos a mejorar tus hábitos significa que dejes de consumir la comida chatarra, o por lo menos bajar su consumo.

Si lo que quieres es mejorar tu aspecto físico y salud lo más conveniente es que combines dieta con ejercicio y que no veas a la dieta como un menú restrictivo que te diga lo que puedes o no comer, si no algo que te ayudará a mejorar tus hábitos.

Al reducir el consumo de alimentos ultraprocesados que son los que llevan azúcares añadidos y alto contenido en sal.

 

Si logras reducir estos alimentos ten por seguir que reduciremos las calorías que ingerimos, especialmente aquellas que no aportan beneficios y combinandolo con el ejercicio es donde lograremos llegar al déficit calórico. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *