7 beneficios por los cuales deberías comenzar a nadar


Y es que además de salir relajado y tranquilo, nadar puede beneficiarte más de lo que crees.

Los expertos califican a la natación como el deporte más completo del mundo. Y es que nadar regularmente puede aportar múltiples beneficios, no sólo físicos.

Para empezar es un ejercicio aeróbico, lo que significa que se basa en el respiración.

Y las ventajas son…

Mejora tu salud cardiovascular.

Esto es debido a que aumentas tu resistencia cardiopulmonar, estímulas tu circulación sanguínea, mantienes una presión arterial estable y reduces el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

Mejora tu postura:

Nadar es un deporte fantástico para la espalda, tonifica y aumenta tu masa muscular, por lo cual se alargan tus músculos y mejora tu figura.

Elasticidad y flexibilidad a tope:

Cuando nadas ejercitas tus articulaciones, aumentando tu flexibilidad de la columna además de tu resistencia.

Adiós a los gorditos:

En el agua tus músculos trabajan de cinco a seis veces más que en tierra firme, lo que significa que quemas mayor número de calorías. Además que es la mejor manera para que las personas con sobrepeso puedan ejercitarse sin forzar su cuerpo.

Reduce el estrés:

La actividad perfecta para desconectar y despedirte del estrés y la ansiedad.

Mejora tu calidad de vida:

Mejora tu capacidad motriz y tu memoria ya que requiere concentración y coordinación. De esta manera se frena el deterioro que viene con el envejecimiento.

Mayor capacidad aeróbica:

Como lo decíamos al principio, nadar es una actividad aeróbica que te permitirá mejorar el funcionamiento de corazón, vasos sanguíneos y pulmones. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *