El muy zacatecano chile guajillo

El chile guajillo pertenece a especie Capsicum annuum y es una de las distintas variedades del chile mirasol.

Cuenta con frutos de variados tamaños, colores y sabores; fresco, va del rojo al guinda, y seco recibe distintos nombres: chile cascabel, guajillo, catarino y costeño, entre otros.

De acuerdo a la Universidad Autónoma de Chapingo, el chile guajillo se usa principalmente para la elaboración de pastas para moles que se incorporan en diferentes platillos regionales.

Forman parte de las recetas para platos populares como el menudo, el pozole o los mixiotes. En las Costas de Guerrero y Oaxaca se usa para preparar el tradicional Mole Rojo.


Los estados donde más se cultiva este tipo de chile son Zacatecas y Durango y, en menor escala, San Luis Potosí, Chihuahua, Aguascalientes y Jalisco.


A pesar de la importancia que tiene los chiles secos, en particular los tipos guajillos, como recursos genéticos y como principal fuente de ingreso de los productores de la región Centro–Norte de México, los estudios relacionados con su diversidad son escasos.

En consecuencia, se conoce poco de la variación de los caracteres de interés agronómico, la que al parecer es alta y de gran utilidad para su mejoramiento, de manera que en la literatura sólo existe referencia de algunos aspectos generales del cultivo, de algunas variedades y de estudios del color y contenido de pigmentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *