Es Contador, al fin y al cabo

Si un recuerdo nos deja la 63 Legislatura Federal no fue la capacidad de los Diputados y Senadores zacatecanos.

De hecho, en la mayoría de los casos, los nombres de quienes estuvieron en el Congreso de la Unión pasará al olvido muy rápido.

La mayor aportación desde la máxima tribuna del país a la política zacatecana (y al cotilleo local) lo dio Alfredo Basurto, representante del Movimiento quien le pidió al gobernador “que ya se ponga a trabajar y se deje de hacer pendejo”.

Viene a colación la anécdota ya que, en la semana que transcurre, se ha puesto atención especial a los migrantes.

El 9 de septiembre, Día del Migrante Zacatecano, lanzó un discurso que detalló –para el oído atento– su plan de trabajo en los próximos tres años en materia económica – financiera.

Explicó que es necesario ir más allá de los programas consolidados para este sector social, con el fin de darle vida de largo plazo al acuerdo de cooperación entre Gobierno y federaciones, por el bien del estado.

En palabras sencillas, la tendencia alcista en la inflación le gana la carrera a todo, incluidas las tasas de interés, y el dinero de los migrantes es el mejor motor de la economía ya que no paga impuestos, pero los genera.

De acuerdo al periodista Antonio Salas, quien dirige desde Monterrey el portal Zacatecanos.com.mx (con influencia en los condados estadounidenses con alta migración de paisanos), un incremento en el número de remesas generaría liquidez en la entidad y pagaría impuestos “ya que hasta por un litro de refresco paga un peso o por una cerveza el 26 por ciento de IEPS”.

Una mayor recaudación genera mayores posibilidades de incrementos en los presupuestos que la Federación otorga a las entidades federativas.

Ergo, si los migrantes ven que los proyectos del Programa 3×1 se aplican correctamente, el envío de remesas se fortalecerá.

Son 2 mil 631 millones de pesos por participaciones en 2017 contra 4 mil 974 millones de pesos en remesas (previsto para el último trimestre del año).

El Contador no es pendejo, aunque la mayoría así lo crea.

Es Contador, al fin y al cabo.

La bendición

Los diputados priistas que fueron citados a la conferencia de prensa de Felipe Ramírez decidieron no ir. No quieren comprar la bronca en la que se metió su líder.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *