Ya se puede convertir el CO2 en piedra


Hace dos años, la Cumbre de París se vio finalizada por un acuerdo histórico que se enfocaba principalmente en el control del calentamiento global de manera que no superar los 1,5 grados, de ese momento a fin de siglo.

El problema es que no seria suficiente con reducir las emisiones de dióxido de carbono, lo que de por si ya es bastante complicado, para lograr este objetivo se tendría que extraer el CO2 que ya se encuentra en la atmósfera,  lo que representaba un reto aún mayor.

Pero no se hizo esperar bastante pues Islandia ya puso en marcha la primera planta que es capaz de convertir las emisiones negativas de CO2 en una piedra. Todo esto gracias a Climeworks una startup suiza que ha trabajado en esto desde hace años.

technology-page-infographic

La planta cuenta con enormes turbinas que absorberán grandes cantidades de aire, reteniendo las moléculas de dióxido de carbono, para después dirigirlas bajo tierra, a una base de roca volcánica.  De esta manera el CO2 reaccionará junto con el basalto y quedará solidificado en forma de roca caliza.

Se calcula que se podrían extraer 50 toneladas de CO2 del aire al año. Y aunque todavía es un programa piloto, la ventaja es que al convertir el gas en piedra no hace falta guardarlo y vigilarlo.

CLIMEWORKS-INFOGRAPHIC

El problema de esta planta se encuentra en el costo, ya que extraer una tonelada de dióxido de carbono del aire costaría entre 600 y mil dólares, entonces, aunque resulte ser una buena idea, se considera un plan B. Por su parte Jan Wurzbacher director de Climeworks, asegura que se podra reducir el precio hasta 100 dólares por tonelada.

La llegada de esta planta es sólo un apoyo al esfuerzo global por contener el cambio climático.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *