Ecuador, el país ejemplo en la prevención del VIH Sida en Latinoamérica


A pesar de estar a finales de 2018, las cifras siguen siendo poco alentadoras sobre la prevención y la lucha contra el VIH. Pero si algo es cierto es que existe un país que se destaca entre todos los demás que conforman Latinoamérica, no sólo por el trabajo que realiza el gobierno, si no también por el que se realiza por parte de las organizaciones civiles.

En 2016, Ecuador convirtió su capital, Quito, en la primera ciudad andina que firmó la Declaración de París Este es un acuerdo internacional de compromisos globales y ayuda mutua entre países-

Dentro de su lucha contra el VIH, Quito ha estado demostrando un notable aumento en pruebas del virus y su prevención. Clara muestra de un esfuerzo para poner fin a la epidemia del SIDA.

En el último año, los esfuerzos se han centrado en la realización de pruebas comunitarias. De igual manera, la proporción de nuevas personas diagnosticadas que han sido remitidas a servicios sanitarios ha aumentado en Quito.

¿Realmente hay un beneficio?

Según las cifras de la ONUSIDA, a finales de 2017 había 36 mil personas que vivían con el VIH en Ecuador. Durante el año pasado, se produjeron  2 mil nuevas transmisiones del VIH y menos de mil muertes relacionadas con el SIDA.

Aunque no parezca, estas cifras se encuentran muy por debajo del promedio de nuevos casos en varios países latinoamericanos. Además, más de la mitad (54%) de todas las personas que viven con VIH en ecuador están recibiendo tratamiento para salvar sus vidas.

Hay que destacar que este es el resultado de la colaboración entre las direcciones de Salud e Inclusión Social de la Municipalidad de Quito y algunas organizaciones de la sociedad civil. La ONUSIDA destaca el cumplimiento del compromiso de prevención contra el virus.

Pero eso no es todo, Guayaquil, la segunda ciudad más grande de Ecuador, ha ampliado la prevención del VIH y la cobertura en las pruebas comunitarias. Esta estrategia ha permitido aumentar la proporción de personas diagnosticadas remitidas a servicios de salud.

Un trabajo en equipo

Según, Michel Sidibé, director ejecutivo de ONUSIDA, durante una visita a Ecuador en octubre de este año, no se debe hablar solo de la epidemia; también hay que utilizar enfoques prácticos:

Hay personas que ya están recibiendo educación y que disfrutan del acceso a servicios y a pruebas. Cualquier cosa que hagamos con el apoyo de la comunidad es sostenible.

Incluir a la comunidad en el nuevo plan estratégico nacional por el VIH de Ecuador ha jugado un papel muy importante en la materia de prevención.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *