Ejercicios para recuperarte después de una buena carrera

Si ya comenzaste a correr te habrás dado cuenta que no es tan simple como lo parece, ya que es uno de los ejercicios más exigentes a nivel muscular y articular. Pero lo que deberías de saber es que existen trucos para recuperarte antes y sobre todo mejorar tu resultados.

Lo mejor es que sólo necesitarás unos minutos después de cada entrenamiento.

No pares en seco

Si ya cumpliste con tu meta del día, la idea es que no pares en seco y luego te vayas a bañar. Al igual que realizas un calentamiento, también puedes realizar un enfriamiento que consista en estiramientos. Este te ayudará descansar los músculos y que tus fibras comiencen a reponerse.

 

Busca opciones

Si ya intentaste hacerlo pero no sabes por donde comenzar, puedes recordar tus clases de la primaria, y con estiramientos básicos, comenzarás a trabajar. Recuerda que la intensidad es de 15 a 20 segundos, de esta manera no te lastimaras.

 

El frío también te ayuda

Ya que es un antiinflamatorio natural e impedirá que aquellos músculos o zonas más solicitadas durante la carrera sufran excesiva inflamación y por tanto tengamos molestias tras la carrera.

 

El calor tampoco sienta mal

Te ayudará a recuperar al aumentar el flujo sanguíneo a nivel muscular. Esto hace que lleguen más nutrientes a las células y los procesos de regeneración se aceleren. Normalmente se suele aplicar frío justo al acabar el entrenamiento y al calor o los baños de contraste se realizan a las pocas horas. Aunque esto depende de cada corredor y su adaptación a cada una de las medidas.

 

 

Un buen masaje

Siempre ten en cuenta que hay que saber como realizarlos o hacerlos con alguien que sepa. Lo ideal es que un profesional te dé el masaje, pero si no hay otra opción podemos realizarnos un automasaje, siempre haciéndolo en sentido al corazón. En el caso de las piernas sería amasar o friccionar los músculos de abajo hacia arriba, aplicando algún aceite para facilitar el proceso. Los masajes ayudan al retorno venoso y a estimular los procesos de recuperación.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *