Ejército Mexicano, ejemplo de valor y lealtad: Tello

El Gobernador Alejandro Tello reconoció al Ejército Mexicano como una institución destacada por su disciplina, esfuerzo y lealtad a la patria, elementos necesarios para establecer condiciones que fortalezcan la soberanía nacional y, por ende, el desarrollo del país.

Al asistir a la celebración del CVI aniversario de las fuerzas militares de México, el mandatario estatal expresó que hoy, más que nunca, la sociedad valora y agradece el papel que desempeñan sus efectivos para proteger la integridad de las personas ante cualquier amenaza.

«Todo el pueblo ha sido testigo de su entrega invariable, de su vocación de servicio y del profundo amor que tienen por México y por sus habitantes. Es por ello que reconocemos el esfuerzo, compromiso y dedicación que brindan a nuestra patria», afirmó el Gobernador.

Al proteger la seguridad interior y nacional, agregó Alejandro Tello, las fuerzas armadas fortalecen las acciones que dan orden y progreso a México, ya que diariamente combaten al crimen organizado, arriesgando sus vidas por salvar las de la población civil.

«La vida castrense implica abnegación, esfuerzo, resistencia y disciplina para forjar el carácter pero, sobre todo, para formar profundo e incondicional amor por la patria, su gente, recursos naturales, instituciones e identidad», señaló Tello.

En su oportunidad, el Comandante de la XI Zona Militar, Rogelio Castellanos Franco, expresó que el Ejército continuará en su proceso de renovación constante, para garantizar igualdad de oportunidades entre su personal, además de actuar con estricto respeto y apego a los Derechos Humanos.

Las fuerzas militares actuales de México tienen su raíz en el Ejército Constitucionalista, creado el 19 de febrero de 1913, con el fin de enfrentar al régimen de Victoriano Huerta, quien orquestó un golpe de Estado contra el entonces Presidente Francisco I. Madero, finado el 22 del mismo mes y año.

Su nacimiento surgió gracias al decreto número 1421, emitido por el XXII Congreso del Estado Libre y Soberano de Coahuila, en el que se desconoció a Huerta como Ejecutivo federal y se exhortó a todas las entidades del país a unirse en este movimiento constitucionalista.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *