El colapso

 

 

Tantos años y aún le creen a quien grita “al ladrón”. Ben Ammin.

 

Parece banner-940x270que las condiciones objetivas empiezan a madurar para que la entidad colapse.

La protesta social empieza a unificar demandas.

A pesar de que el pasado fin de semana diversas organizaciones sociales se manifestaron con exigencias diferentes, es notorio que tienen elementos que propician su cohesión.

Los manifestantes se plantaron en la sede de la LXII Legislatura, donde los diputados del Partido Revolucionario Institucional (PRI) no encuentran ese elemento que los una.

Los diputados priistas operan en pistas diferentes; ninguna de ellas parece coincidir con las posiciones del titular del Poder Ejecutivo.

La versión de que el Vocero Nacional del Partido Verde Ecologista de México le pidió a la coordinadora de la fracción parlamentaria dicho nombramiento para dárselo al único varón, puso en entredicho (otra vez) la lealtad de la diputada fresnillense.

Mientras la mujer defendía su posición, los priistas de Fresnillo aún la buscan para que pague las facturas (políticas) que aún no ha saldado por la ayuda que recibió para obtener el triunfo el pasado 5 de junio; acercarse al tricolor -a través de la CNC- es una opción que ya explora.

¿El PAN? Metido en la renovación de su dirigencia.

¿El PRD? Los liderazgos están en la misma dinámica: buscar la dirigencia de ese instituto político y usufructuar lo que queda del partido del sol azteca en la entidad.

¿Encuentro Social? Convertido en el nuevo partido satélite del PRI y dispuesto a desplazar al PVEM, espera también la llegada de un nuevo dirigente estatal.

¿Nos faltó Morena? No. Ellos ya mueven sus piezas al interior de la LXII Legislatura. Negocian ya la Secretaría General y la Coordinación de Comunicación Social; Miguel Ovalle podría sacarse la rifa del tigre y encabezar el área de prensa.

Van tarde porque el negociador no trabaja hasta después de las 10:00 de la mañana.

Mientras, el gobierno estatal se tropieza con las agujetas que aún no aprende a atarse; el (ausente) secretario de Finanzas resuelve bloqueos de mineros mientras que la Secretaria General de Gobierno es enviada a negociar sin armas con las cuales defenderse.

En tanto, desde su trinchera, Alejandro Tello parece hacer el análisis de la situación; esperemos que no tarde en intervenir.

La bendición

¿Y si no hay posición para Morena? Quizá estarían dispuestos a empujar el colapso. De eso saben algo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *