El galimatías de Tres Cruces

Algo puede salir mal en el caso de SanJuana.

Y las señales cada vez son más claras.

A las dudas de la familia de la menor se une la queja interpuesta ante la CDHEZ por Jorge Rodolfo, a quien se le acusa del asesinato de la niña.

Y quizá el presunto culpable (o probable responsable, como se le llama ahora) de la muerte de la infante haga uso de la Comisión de Derechos Humanos de Zacatecas como parte de una estrategia de su defensa para poner en duda la legalidad de su detención.

De acuerdo a lo dicho por María de la Luz Domínguez, ombusdperson zacatecana, a la reportera Miriam Serrano, Jorge Rodolfo acusó de ser retenido en un par de ocasiones sin una orden, fue presionado por parte de los elementos de la Policía Ministerial  y para cerrar el círculo, fue golpeado con una tabla y le arrancaron cabello.

Y quizá podamos pensar que lo merecía. Que es lo menos que le hicieron ante el crimen que presuntamente cometió y hay tantas historias que involucran a algunos elementos ministeriales con hechos parecidos que pudiera pensarse que dice la verdad.

Pero, también queda la posibilidad de que sea una estrategia.

Sin embargo, hasta que un Juez defina su situación jurídica sabremos si es un delincuente. No antes, como lo adelantó Alejandro Tello Cristerna en su cuenta de Twitter.

A estas dudas se unen las del padre de SanJuana, quien acusó que no le entregaron los resultados de la prueba de ADN que se le hizo para identificar a la niña.

Así que, si la Fiscalía cuenta con los elementos suficientes para demostrar que Jorge Rodolfo es el culpable de ese ilícito, todo bien. En los próximos meses habrá un culpable del hecho.

De no ser así, la Fiscalía y el gobierno estatal quedarán en medio de una tormenta.

Es el galimatías de Tres Cruces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *