Porque los Godínez también se pueden lesionar


Ese “selecto grupo” conocido como Godínez puede verse afectado más allá de perder el toper.

Si tu eres parte de este grupo y crees que la lesión más grande que puede pasar en la oficina es engraparse un dedo estas equivocado.

Y no importa si el oficinista es dado a ejercitarse o no.

Normalmente asociamos la palabra lesión con el deporte, pero no siempre es así.

Dolor de espalda

Un clásico. Si tu eres parte del Godinato lo seguro es que pases como mínimo 8 horas sentado frente a un monitor. Y ni hablemos de la mala posición que todos adoptamos.

Este dolor de espalda se debe a lumbagias, contracturas musculares y dolores de cuello. Y es que el tiempo que pasas sentado es demasiado, ahora sumarle que las sillas no siempre son las adecuadas. Todo esto empeora cuando las pantallas y los teclados tampoco permiten tener los hombros y el cuello en la mejor postura.

Para evitarlo sólo tienes que sentarte bien y acomodar tu monitor a la altura de tus ojos. No olvides levantarte cada cierto tiempo, con esto relajaras tu espalda.

Lesiones en las muñecas

Estas no se deben a cargar los topers desde casa o por el exceso de catálogos que las señoritas Godínez suelen llevar a la oficina.

Hablamos del síndrome del túnel carpiano y el culpable es el uso continuo del ratón.

Esto se debe a que el nervio mediano queda atrapado entre los tendones que se ensanchan y lo comprimen. Lo que se refleja en cosquilleo o debilidad en las muñecas.

Lesiones oculares

Tanto tiempo al día observando directamente al monitor tenían que causar algo. Entre ojos llorosos y visión borrosa, todo esto se debe a la luz irradiada. Si tu no utilizas lentes es hora de visitar al oftalmólogo.

Y si tu ya luces unos bellos espejuelos lo mejor es que incluyas en tu siguiente graduación un antireflejante, que evitará que tu lesión empeore.

Así que ya lo sabes, si tu eres nuevo en este mundo de los Godínez  puedes evitar daños a tu cuerpo y si ya formas parte de la nación del toper, es mejor que revises si no tienes alguna de estas lesiones o “dolencias” , como suelen decir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *