La (interminable) ruptura en el PRI

Los mismos que durante semanas anunciaron que Julio César Nava de la Riva se integraría al gobierno de Julio César Chávez, son los que ahora se muestran sorprendidos –e indignados- ante la designación del ex candidato priista como Contralor en el ayuntamiento de Guadalupe.

Y, por supuesto, buscan culpables de su sorpresa.

Semanas antes de concluir el periodo de campañas, el rumor de una posible declinación de Nava de la Riva lo obligó a fijar posición sobre el tema a través de un comunicado que fue difundido ampliamente.

Tras la elección -y triunfo del Movimiento en Guadalupe- las columnas periodísticas acrecentaron el rumor de que el candidato del PRI terminaría colaborando en la administración de Julio César Chavez Padilla.

Pero ¿es responsabilidad del alcalde de Guadalupe dicho nombramiento? ¿No es la primera minoría la que impulsa al Contralor?

¿El vacío que existe al interior del PRI influyó en la toma de decisiones?

La respuesta es simple: si.

Una parte de la fracción del PRI pretendía impulsar a dos personajes que enfrentarían -tarde o temprano-  conflicto de intereses.

María Susana Alfaro se desempeñó como Tesorera del ayuntamiento encabezado por Enrique Flores Mendoza.

Entonces ¿habría o no conflicto de interés?

Otra de las propuestas, Petra García López es madre de dos ex regidores a quienes se les va a revisar su actuación.

Entonces ¿habría o no conflicto de interés?

Pero aún más, esa parte del PRI no presentó el expediente completo de los postulados 24 horas antes del nombramiento, como lo marca la ley.

La otra parte del PRI encontró el vericueto legal para dar pie al nombramiento de Nava de la Riva y el alcalde -emanado del Movimiento– no desaprovecho la oportunidad.

O ¿a poco en verdad pensaban que las cosas serían diferentes?

Así, la interminable caída libre en la que se encuentra el tricolor permite que pasen cosas como la que aconteció este jueves.

Aunque parezca increíble, ahora también hay una legión de sorprendidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *