Militantes, indecisos, abstencionistas y opositores

El maratón electoral que enfrentaremos (todos) en 2018 será incomparable.

El 1 de julio los zacatecanos tendrán en su mano 5 boletas y la decisión (en algunos casos) de refrendar el trabajo realizado por alcaldes y diputados.

Así que los partidos políticos que cuentan con estructura en todo el estado ya hacen sumas y restas.

En los análisis que ya realizan (por lo menos cinco empresas locales levantan encuestas entre la población), los partidos buscan asegurar que su militancia se mantenga leal.

En este segmento es donde el PAN y el PRD tuvieron verdaderas revueltas; sin embargo, encontraron la solución en una salomónica decisión: cada partido del frente registrado el último día del año registrará candidatos de acuerdo a la fortaleza que tengan en ese municipio (o distrito). Por ejemplo, en Jalpa la decisión de la candidatura a la presidencia municipal será de Movimiento Ciudadano.

Pero en esos análisis también se está midiendo a los abstencionistas, los opositores y, sobre todo, a los indecisos.

¿Por qué?

Sencillo.

En tiempos en que el desprestigio de los políticos es tan grande, algunos partidos no están dispuestos a perder tiempo (y dinero) tratando de convencer -a los que nunca votan- de hacerlo en esta ocasión.

Y el ejemplo más claro es la participación del electorado en la pasada contienda.

De acuerdo a los resultados del Instituto Electoral del Estado de Zacatecas, sólo el 58 por ciento de los ciudadanos participaron en dicho ejercicio.

Así que es probable que las estructuras político-partidistas mantengan su interés entre los indecisos y los pocos (o muchos) votos que puedan arrebatar a sus adversarios.

Porque los indecisos, esos que definen por quien votar hasta que tienen la boleta enfrente, son oro molido para los partidos; de esos quieren muchos el PRI, el PAN, el PRD y Morena. Los van a necesitar.

Ahora, sólo falta saber los nombres de los hombres y mujeres que aparecerán en 4 de las 5 boletas que tendrán en su mano los votantes el 1 de julio; ese dato será definitivo  para atraer o alejar votos.

Porque la quinta boleta ya está lista: la de Presidente.

La bendición

Hoy es 2 de enero. Es buen tiempo de terminar con el optimismo enfermizo de los últimos días. ¡Feliz 2019!… porque este año no será mejor que 2017 ni en lo económico, ni en lo político ni en seguridad. ¿Me cree?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *