¡Nada para nadie!

No hubo Tsunami en Zacatecas.

Apenas subió la marea lo necesario para revolcar a la clase política… pero nada grave que lamentar.

Y la mejor muestra de ello es la decisión del Consejo General del Instituto Electoral del Estado de Zacatecas sobre la distribución de las diputaciones de representación proporcional.

¡Nada para nadie!

Así, a pesar del “arrollador” (así, con comillas) triunfo del Movimiento de Regeneración Nacional, no tendrá siquiera mayoría simple en la Legislatura Local; incluso si se suman los votos de su socio, el Partido del Trabajo, podrán hacer muy poco.

La decisión de otorgar 3 diputados de representación proporcional al movimiento, apenas suman 9 legisladores, incluidas dos mujeres: Mónica Borrego Estrada, quien logró la reelección a pesar del fuego amigo que recibió desde las entrañas de Morena y Verónica Díaz.

En tanto, el PT, socio electoral del movimiento, ligó dos triunfos dentro de la coalición, los distritos 3 y 18 lo que permitió el ingreso a la cámara de Diputados de otra mujer: Gabriela Pinedo Morales.

Terminada la elección y disueltas las coaliciones, el saldo no fue del todo favorable para esta coalición: el tercero en discordia, Partido Encuentro Social, no logró capitalizar su sociedad con ambos partidos.

En la coalición Por Zacatecas al Frente el Partido Acción Nacional cargó dos bultos; a pesar de ello, ganó dos distritos electorales, el 13 y 14 y aportó lo necesario para impulsar a un dividido PRD quienes a pesar de todo, ganó los distrito 11 y 16. Movimiento Ciudadano no alcanzó los votos necesarios para impulsar una diputación de representación proporcional.

El Consejo General del Instituto Electoral asignó 2 diputadas más al PAN: Emma Lisset López Murillo y Maricela Navarro; al PRD le asignó una diputada más: Edelmira Hernández Perea.

El Partido Verde y Nueva Alianza tendrán su representación. Una diputada cada quien.

Y el gran perdedor (dicen), el PRI, se llevó 9 diputaciones.

Los muertos que vos matáis, gozan de buena salud.

La bendición

Como debe ser, el gobierno estatal ya inició contactos con los nuevos legisladores. El movimiento fue mano. Todo terso a pesar de la histeria colectiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *