La orina es la que pone tus ojos rojos, no el cloro

Si decidiste que tu deporte sería la natación o te gusta ir a las albercas, seguramente en algún momento tuviste los ojos rojos. Es común y normalmente culpan a la concentración de cloro (o químicos) en el agua.

Pero esto es una mentira, ya que la verdadera razón es la orina de todas las personas que entran ahí.

Orina y otras sustancias corporales

Y es que, el color rojizo y la picazón en los ojos es culpa de los mismos usuarios, ya que a la orina se le suman restos de sudor, suciedad en general y hasta restos fecales que llegan al agua por las personas.

 

El cloro, en realidad es un responsable indirecto. Cuando todos los ingredientes anteriormente redactados se mezclan con el cloro, este se convierte en un derivado de amoníaco, llamado cloramina, la cual tiene un olor distintivo y se caracteriza por causar problemas respiratorios y los ojos rojos.

 

Y puede ser peor

¿No te bastó con que habláramos de heces fecales? Las personas con diarrea pueden propagar Cryptosporidium, que es un parásito resistente al cloro  y es la principal causa de enfermedades transmitidas por el agua.

Es por eso que, es obligatorio darse una ducha antes de introducirse en la alberca y por obvias razones, NO ORINAR EN LA ALBERCA. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *