La pelea por la (otra parte de la) capital

La campaña de fuegos pirotécnicos impulsada desde el Partido Encuentro Social para anunciar el fichaje del ex panista Cuauhtémoc Calderón Galván podría terminar en rechifla del electorado en la capital del estado.

Y es que, para dar a conocer la contratación del ex pevemista, el CEO del PES en Zacatecas se lo llevó a la CDMX para que fuera el mismo Andrés Manuel López Obrador quien lo “bendijera” con una foto que fue profusamente distribuida por los publirrelacionistas del PES.

Los encargados de las RRPP advirtieron que el ex escudero de David Monreal Ávila sería (casi casi segurito) el candidato de la alianza a la alcaldía capitalina.

Sin embargo, el 3 de enero, cuando la coalición parcial que encabeza el Movimiento solicitó su registro ante el Instituto Electoral del Estado de Zacatecas (IEEZ), Zacatecas fue colocado como un municipio sin decisión entre los coaligados.

¿Qué quiere decir esto?

Que mientras en Fresnillo el partido que postulará al candidato a alcalde será el Movimiento, en Loreto el PT y en Jalpa el PES, en Zacatecas no hay un acuerdo definitivo sobre el tema.

¿Pero cómo? ¿No había un acuerdo sellado con una fotografía? Pues si lo hubo, se cayó. Y si no lo hubo, alguien tiró fuego de artificio antes de tiempo (como para presionar la negociación).

Sin embargo, para los dos distritos electorales de la capital del estado ya hay definición de la coalición.

En el Distrito 1 será el Movimiento quien haga la propuesta correspondiente (¿alguien duda que la actual legisladora no quiera reelegirse?); en el 2, serán los pececitos los que se encarguen de proponer candidato.

Quizá de último minuto podrían ganar la batalla; sin embargo, la indicación de la dirigencia nacional del Movimiento es que la alcaldía sea para ellos so pena de que su voto se desmovilice.

¿Por qué?

Es muy simple.

El arrastre que generó Soledad Luévano en la capital aún está presente entre el electorado; obligar a los simpatizantes del Movimiento a votar por los conservadores del PES, podría quitarles sufragios valiosísimos en una elección cerrada.

Y aún con ese escenario, el PES gana.

La bendición

De entrada, el candidato del PRI a la alcaldía capitalina tiene perdido el voto de los habitantes del Centro Histórico. Cortesía de la Red de Organizaciones que lo defienden.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *