Puede que vapear no sea fumar, pero también hace daño


Desde que somos pequeños nos han repetido que fumar es malo y en la actualidad muchos lo sustituyen por medio de un dispositivo electrónico.

Gracias a los e-cigarette’s parece que muchas personas han evitado los daños del tabaquismo, ya que estos dispositivos emiten vapor de agua.

Pero la realidad no es tan linda

Existen pocas cosas más nocivas para nuestro cuerpo que encender un cigarro, pero eso no quiere decir que vapear sea completamente sano.

El primero problema que se presenta es que no sabes que vapeas. Y es que no sabemos con exactitud qué sustancias llevan los compuestos para vapear.

Estos son líquidos que normalmente llevan nicotina, aunque los puedes adquirir sin esta y pueden tener sustancias que les den sabores.

El verdadero problema es que no existe regulación sobre el contenido de los cartuchos que compras. Tampoco existe una restricción de edad para los mismos.

Según la Sociedad Española de Neumología (SEN) las consecuencias de vapear pueden varIar desde neumonías, broncoespasmos o hasta crisis de asma agravadas por esta nueva costumbre.

Algunos estudios señalan que el vapear también tiene efectos cancerígenos, igual que el tabaco. Además el hecho de contener nicotina los hace igual de adictivos.

Aquí es donde la SEN pone en duda que utilizar un e-cigarette sea la manera más útil para dejar de fumar, ya que sería sustituir una adicción con otra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *