Y ¿quién se beneficia?


Luego de lo acontecido en el Foro de Consulta Estatal Zacatecas y el Acuerdo Nacional Sobre la Educación, quedan varias preguntas.

La primera (y quizá la más importante) sea: ¿quién se beneficia de la tremenda rechifla que recibió el Contador?

Porque una cosa es clara: su equipo más cercano, el que lo ha acompañado desde el Senado de la República, se encontraba desconcertado con lo que veía y escuchaba.

Mindy Díaz de Moreno, encargada de Logística del Contador (y quizá su más fiel escudera) estaba desencajada; su característica sonrisa dio paso a una seriedad digna de un funeral.

Incluso, los integrantes de su equipo de seguridad estaban más alertas de los costumbre ante “cualquier eventualidad”; afortunadamente no hubo necesidad de que intervinieran.

Pero si las crónicas conservadoras (y preocupadas por lo políticamente correcto) hablan de abucheos y rechiflas, la realidad es que los profesores de la Sección 58 se cansaron de mentarle la madre al Jefe del Ejecutivo y a su secretaria de Educación Pública.

La sola mención de ambos nombres generaba la reacción del graderío.

Pero quizá el peor momento del Contador fue previo a su discurso, cuando los asistentes al gimnasio del Campus Siglo XXI gritaron casi al unísono: Es un honor estar con Obrador.

El resumen de lo acontecido la mañana de este miércoles lo dio el director de la ANUIES, Jaime Valls Esponda, quien tomó el micrófono para señalar, con un dejo de tristeza, que luego de 7 foros en igual número de universidades pública en el país, en Zacatecas los contrarios no se pudieran escuchar.

Pero, ¿quién es el beneficiario (o beneficiaria) de este pésimo momento?

Quizá alguno (o alguna) que sabe que sus días dentro de la (bochornosa) administración pública estatal están contados.

Crear problemas para luego sugerir soluciones.

Así han transcurrido los dos años del gobierno estatal.

La bendición

“No es posible que un sistema educativo no recoja, no atienda y no escuche la sabiduría de quien lleva décadas en el aula enseñando y de quien ha aprendido la pedagogía necesaria para hacerlo”, dijo Esteban Moctezuma… y los maestros aplaudieron a rabiar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *