1

La Rebanatta y sus acaloradas pizzas


Como les dije en la anterior ocasión, ahora las recomendaciones se las damos personalmente, nosotros nos aventuramos a probar lo que aquí les mostramos y ya usted decide si va o no.

NOTA RELACIONADA: Elotes de la Guerrero; el sabor de una tradición

Ahora le tocó el turno a la Rebanatta, ese local de pizza en el que todos hemos caído porque el hambre nos ataca o el antojo nos venció.

Lo bueno

Lo principal es que esta céntrico, además que te muestran la variedad de pizza con la que cuentan y tu decides si te la llevas o no.

Nosotros probamos una pizza clásica (porque ya no había versión titán) y nos aventuramos a probarla ahí directo, así que tomamos asiento.

2

Si tu lo quieres te pueden cobrar en ese momento o al terminar, además te dan las salsas (valentina, catsup y chimichurri) para que tu te castigues como quieras

Lo Malo

Ijole, aquí si agárrense, porque quienes ya hayan ido no me dejaran mentir al respecto. Para empezar el local es muy, muy ,MUY caliente, pero en serio caliente y sólo cuentan con un pobre ventilador, ya que si vas en invierno puede estar muy cómodo pero yo, no me paro en verano ni aunque me paguen.

Después te paseas por el local y ves la decoración muy mona, pero las paredes blancas ya percudidas no están de moda, o ¿si?

Y para finalizar, los baños, si el local es chico, los baños más, el problema es que cuando nosotros fuimos (en la tarde noche), el baño estaba sucio y no había agua.

3

Y es que no es por ser mala onda, pero aunque la pizza no es la peor, tampoco es la gran cosa.

Pero recuerden que esa es sólo nuestra opinión, y para nosotros en eltrochilero.com Rebanatta se lleva sus 2 cajitas trochileras porque no todo es un buen producto si no también un bonito local.

Si ustedes se animan a ir y quieren contarnos su experiencia, aquí nos leemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *