Los negocios del Centro Histórico, altos generadores de ruido

Parece que preferimos los modelos de publicidad de mediados del siglo 20.

Pero esos métodos convierten al Centro Histórico de Zacatecas en una fuente de contaminación auditiva.

Por lo menos ese es el resultado de un estudio realizado por estudiantes de la Unidad Profesional Interdisciplinaria de Ingeniería Campus Zacatecas (UPIIZ) del Instituto Politécnico Nacional (IPN).

El estudio descrubrió que el 100 por ciento de los 365 negocios, ubicados desde las inmediaciones del jardín Independencia hasta la fuente de Los Conquistadores, superan el límite máximo de ruido permisible de la Norma Oficial Mexicana 81 de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

De hecho, en 67 de estos tienen las bocinas al exterior del negocio por lo que son potencialmente contaminantes con ruido.

La coordinadora del la investigación, Mónica Chávez Soto, explicó que el proyecto abarcó sólo las fuentes fijas que siempre emiten ruido durante el día; se revisó cuántos establecimientos potenciales había y se encontraron 365 de 11 giros como restaurantes, bares, farmacias, tiendas, antros, entre otros.

Chávez Soto subrayó que el atractivo de esas actividades comerciales es la música, por lo que en varios lugares, al momento que detectaban que se hacía el muestreo, los empleados bajaban el volumen, “pero aún así se pudo hacer alguna determinación en lo que se hacía la visita y en otros negocios se les dieron las facilidades para hacer el trabajo”.

El diagnóstico referenciado por zona geográfica en el centro histórico, abarcó desde las inmediaciones del jardín Independencia hasta la fuente de Los Conquistadores, donde finalmente se pudo precisar que 100 por ciento de los negocios superan el límite máximo permisible de la Norma Oficial Mexicana 81 de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Sin embargo, aclaró que dicha norma refiere zonas residenciales o comerciales y en este muestreo las zonas están combinadas incluso con horarios, por lo que al delimitar los resultados se puede concluir que en lo que respecta a comercios, casi 90 por ciento de los contemplados en el muestreo se exceden en el ruido.

En cuanto a las fuentes móviles, como callejoneadas o publicidad sonora, también se hicieron mediciones, pero puntualizó que de este factor no hay un parámetro de comparación, por lo que sólo quedó integrado en el estudio.

Adelantó que tal vez el próximo semestre se pueda continuar con un trabajo de seguimiento con el que se pueda colaborar con el ayuntamiento de la capital para que se tengan más herramientas en referencia al ruido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *