Por el Senado, el PAN no se va a ensuciar las manos: Una crónica

El problema de la candidatura al Senado es del PRD… y el partido del sol azteca lo tendrá que resolver.

O por lo menos es lo que entendieron los asistentes a la reunión que Ricardo Anaya tuvo con los militantes de los partidos que integran el Frente.

Porque los acuerdos alcanzados entre el PAN, PRD y MC para Zacatecas, enuncian que el partido del sol azteca postulará al candidato de primera fórmula al Senado de la República.

“Y espero que se pongan de acuerdo”, dijo Anaya Cortés como avisando que -en esta ocasión- el PAN no meterá las manos ni se ensuciará en esos lodos.

Y ahí estaban los dos.

En el extremo izquierdo de la fila principal, de pantalón claro y chamarra café, con 62 años de edad: Simón Pedro de León Mojarro (aplausos y vítores. Gracias Pedro de León).

En el extremo derecho, portando pantalón oscuro, camisa blanca y chaleco café, con 49 años de edad: Rafael Flores Mendoza (palmas que no le alcanzan para vencer en el aplausómetro).

El Ingeniero Químico busca la postulación apoyado por el ala del PRD leal a José Narro Céspedes; ahora es de su establo y con esos sparrings hace rounds para alcanzar su objetivo dentro de ese partido.

El Abogado se mantuvo en el establo de la Chuchicracia y con ese apoyo pretende pegar el Knock Out que saque la jugada al ex cuñado incómodo y transita la candidatura al Senado.

Quizá por eso Ricardo Anaya les puso el utlimátum.

Porque en un pasado reciente -apenas 2016- Anaya posó junto a Simón Pedro en una fotografía que el natural de Tepechitlán uso para proclamarse preferito en la lucha por la candidatura a la gubernatura del estado.

Y ahí estaban los dos, aplaudiendo al chico maravilla quien explicaba que Andrés Manuel, el de Macuspana, tiene el diagnóstico correcto pero no tiene la solución, que la renta básica universal es una idea tangible.

“México requiere un cambio profundo. No queremos un cambio lleno de locuras” y ambos, desde su extremo, aplauden y olvidan que ambos se sentaron en la Avenida Reforma en 2006 para manifestarse contra ¿el fraude? que denunció el hoy rival… ellos y otros más que hoy gobiernan desde la franquicia del PRI.

El único que sonreía era Arturo López de Lara, a quien Ricardo Anaya le deseo éxito en su nuevo proyecto personal; un espaldarazo.

Y seguramente no será abrir un restaurante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *