Atiende Gobierno de México a productores afectados por la sequía en Zacatecas

Ante la situación de emergencia por sequía que se vive en el campo zacatecano, se propone una bolsa de recursos por 57 millones de pesos de recursos extraordinarios para apoyar a los productores agropecuarios de la entidad que no han podido sembrar sus tierras por la falta de humedad.

Lo anterior se informó durante la primera reunión extraordinaria 2019 del Consejo Estatal para el Desarrollo Rural Sustentable de Zacatecas celebrada este viernes y la cual fue encabezada por la delegada de Programas Para el Desarrollo en Zacatecas, Verónica Díaz Robles; el secretario del Campo del gobierno estatal, Adolfo Bonilla Gómez y, el titular de la oficina de Representación de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), José María Llamas Caballero. Asimismo, estuvieron presentes otros funcionarios del sector agropecuario, presidentes municipales y productores.

Entre los acuerdos, el Gobierno de México puso a disposición recursos extraordinarios por 46 millones de pesos mientras que el gobierno del estado aportaría 11 millones de pesos.


En suma, esta bolsa se dirigirá a impulsar acciones para apoyar a los productores más afectados por las bajas precipitaciones que se han presentado en la temporada de siembra.


Asimismo, se propuso destinar hasta 30 por ciento de los recursos de concurrencia 2019, convenidos en el anexo técnico del programa de Concurrencia con entidades federativas. Éstos se aplicarán a través del concepto de incentivo de paquetes tecnológicos agrícolas para cultivos cíclicos, que establece un apoyo máximo de hasta 1 mil 500 pesos y una superficie máxima a apoyar de 20 hectáreas.

En su participación, la titular de la Delegación de Programas para el Desarrollo, Verónica Díaz Robles, recordó que, en la entidad, a 300 mil hectáreas se les pasó su periodo de siembra y no han podido ser cultivadas por la insuficiencia de humedad suficiente para establecer la semilla y que ésta se desarrolle.

Por ello, consideró necesario replantear las directrices dirigidas a la política agropecuaria con la conciliación de los tres órdenes de gobierno, federal, estatal y municipal, con el objetivo fundamental de apoyar a los productores de entidad.

En este sentido, mencionó que se ha instruido a José Llamas Caballero, representante de la Sader, para que se generen condiciones de trabajo coordinado a fin de que el Consejo Estatal pueda fortalecerse, pues es importante generar acuerdos entre las diversas instituciones y dependencias del Gobierno de México, así como con el gobierno estatal y los municipios.

Durante la sesión se informó que, en los primeros quince días de agosto ha llovido en promedio de 30 milímetros en todo el estado. Es decir, sólo 26 por ciento de lo esperado, en tanto que, desde diciembre del año pasado a la fecha, se tuvo un déficit de lluvia de 37 por ciento en todo el estado, el cual se ha mantenido durante nueve meses continuos.

En cuanto al nivel de las presas, se expuso que, en general, se tiene un porcentaje general de almacenamiento de 64 por ciento. En casos particulares, la presa Leobardo Reynoso tiene más del 50 por ciento de almacenamiento y El Chique más del 80 por ciento.

En contraste, en las presas Paloma y Santiago el porcentaje apenas alcanza el 17 por ciento de su capacidad de almacenamiento. En comparación con agosto del año pasado, se tiene un déficit de casi 53 millones de metros cúbicos, es decir 53 hectómetros cúbicos, similar a una presa completa en el estado.

De igual forma se informó que, con el apoyo de los distritos de Desarrollo Rural (DDR), desde hace un mes se ha realizado un monitoreo sobre el efecto de la ausencia de lluvias en la superficie total de siembra del estado. Derivado de ello, se ha constatado que actualmente se ha sembrado 62 por ciento de la superficie programada para esta temporada.

Al respecto, el titular de la oficina de Representación de la Sader, José María Llamas Caballero, dijo que en más del 85 por ciento de la superficie sembrada, y de aumentar las precipitaciones pluviales a finales de agosto y principios de septiembre, puede haber una adecuada recuperación de los cultivos y con ello habría condiciones para que se logre la cosecha, en condiciones normales, en 60 o 70 por ciento de las tierras de siembra. Mientras que el resto, lograrán tener producción mediante las acciones de apoyo a los campesinos que se ha concertado al interior del Consejo.

Por su parte, el secretario del Campo, Adolfo Bonilla Gómez, hizo un llamado para evitar la duplicidad en la entrega de los apoyos y para que, en el marco de la buena coordinación con Sader, se lleven beneficios a apoyos a un mayor número de productores. Al respecto, dijo coincidir con la visión del Presidente Andrés Manuel López Obrador de evitar actos inadecuados en el uso de los programas y de priorizar acciones conjuntas que permitan hacer frente al fenómeno de la sequía que se presentó en el ciclo primavera-verano 2019.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *