tejocote

Tejocote zacatecano, abundante fuente de pectina

En el Laboratorio de Biotecnología y Ciencias Ambientales de la Unidad Académica de Biología de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UACB-UAZ), un equipo de investigadores utiliza ácido cítrico (C6H8O7), conocido como vitamina C, para la obtención de pectinas del tejocote (Crataegus mexicana).

La doctora Lucía Delgadillo Ruiz, candidata al Sistema Nacional de Investigadores (SNI) del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), explicó que la pectina es un aditivo de demanda mundial obtenida de fuentes vegetales, cuya función es dar una consistencia gelificante a productos como jugos, yogurts o shampoo.

La doctora en ciencias agropecuarias informó que tradicionalmente en la industria se utilizan ácidos fuertes —clorhídrico (HCl) y sulfúrico (H2SO4)— como técnicas para la obtención de las pectinas, razón que motivó al equipo a buscar una opción más económica, saludable y amigable al medio ambiente, como es el ácido cítrico.

“Los ácidos clorhídrico y sulfúrico generan una contaminación enorme al ser emitidos a la atmósfera o al estar presentes en productos alimenticios; aunque sea en una mínima cantidad, a largo plazo pueden causar daño a la salud de los consumidores.

En cambio, el ácido cítrico no solamente es más económico y amigable ambientalmente, sino que es un aditivo nutricional para la alimentación de quien lo consume”, describió.

tejocotes-en-municipio-de-genaro-codina

Por su parte, la licenciada en biología Zayra Rubith García Moreno, informó que el municipio de Genaro Codina es la única zona geográfica del estado de Zacatecas en donde se produce naturalmente el tejocote, fruto que contiene pectina en más de 60 por ciento de su composición.

“Con la idea de darle un valor agregado y aprovechamiento integral a la producción de tejocote en Genaro Codina, buscamos la obtención de su pectina, para que en un futuro pueda ser comercializada a la industria y resulte un beneficio económico para los productores del lugar, ya que la demanda mundial de pectinas crece anualmente de cuatro a cinco por ciento y su costo al mercado es muy elevado”, describió.

La doctora Lucía Delgadillo expuso que esta primera etapa de la investigación ha sido finalizada, bajo la conclusión de que el rendimiento de la obtención de pectinas con ácido cítrico ante la técnica tradicionalmente utilizada solo presenta una diferencia de dos por ciento.

“Esta diferencia de dos por ciento en la cantidad obtenida de pectinas es algo mínimo comparado con el resto de los beneficios que se obtienen, por lo que hemos comprobado que vale la pena esta aplicación que implementamos, misma que había sido nula ante la industria. El paso siguiente es hacer definir el volumen de pectina que se obtendría por año en la producción de tejocote en Genaro Codina para ofrecerlo y vincularlo con la industria y con ello aprovechar este recurso que tenemos en el estado”, concluyó.


 

Con información de Conacyt Agencia Informativa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *