Órale
5

El exceso de testosterona hace que no te guste la música clásica


Existe un estudio que sugiere (no confirma) que los individuos con más testosterona, no les suele gustar la música clásica, el jazz o la más novedosa.

Este estudio fue realizado por Hirokazu Doi Kazuyuki Shinohara pertenecientes a la Universidad de Nagasaki.

En el se involucró a 37 hombres y 39 mujeres, en su mayoría de 20 años. Los investigadores midieron el nivel de la testosterona de cada uno y posteriormente les pusieron fragmentos musicales.

Estos fragmentos representaban todo el espectro de la música basándose en cinco dimensiones: suave, contemporáneo/urbano, sofisticado, intenso y sin pretenciones.

Mucha testosterona y mucho ruido

Los estudios anteriores vinculan los niveles altos de testosterona con motivaciones de dominancia comportamientos antisociales. En pocas palabras, concluye que la música sofisticada no sea lo suficientemente ruidosa o agresiva para satisfacer a lo individuos.

via GIPHY

Según los autores, esta es la primera demostración del vínculo entre la predesposición biológica y la preferencia musical.

Aunque el estudio se centra en la concentración de la hormona en hombres, las mujeres también mostraron comportamiento similar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *