niño dios

¿Sabes cuánto pidió la UAZ al Niño Dios?

Ya sabemos que la UAZ no tiene dinero, que no tiene para pagar a los trabajadores y maestros y que si eres estudiante es posible que todavía no tengas tu credencial.

Pero una cosa es no tener dinero y otra pedir el doble de presupuesto que el año pasado.

Parece que nuestra máxima casa de estudios quiere resolver su deuda y comenzar a pagar a todos los que ahí laboran.

El problema más grave es que, mientras la UAZ exige más dinero también se niega a apretarse el cinturón; no han hecho el intento de integrarse a programas de racionalidad y calidad de gasto y pues… así no se puede.

Jorge Miranda Castro, Secretario de Finanzas, dijo que para 2017 la UAZ había solicitó un presupuesto de 354 millones de pesos, el cual se aprobó y se les entregó; pero para 2018 ya piden 700 millones, para no enfrentar carencias.

Este presupuesto se encuentra bajo la lupa.

Además, Miranda Castro calmo los ánimos de aquellos que ya esperaban pelear ese dinero pues recordó que la casa de estudios tiene una crisis financiera que empeoró cuando la Federación les mandó al abonero para cobrar una deuda de 136 millones de pesos que debían deben el ISR (Impuesto Sobre la Renta).

Lo más gracioso es que la UAZ tuvo 3 oportunidades para no pagar, por ende evitar la  crisis en la que se encuentra:

Pudo utilizar el mecanismo de revocación, que si lo regresaban, bajaban la carta de la nulidad y si esto ya no pegaba se podían amparar.

Cosa que nadie hizo, porque todo se quedó en el escritorio de un trabajador de rectoría que sigue laborando ahí.

Y si todavía dudan que la UAZ haya intentado salvarse y recuerdan que el Rector ha buscado apoyo en gobierno federal, Miranda Castro  dejó claro que  mientras la UAZ no se apriete el cinturón y comiencen a darle orden a sus dineros, la Federación no los va a pelar.

En este momento la universidad cuenta con una plantilla laboral de 3 mil docentes y 2 mil trabajadores lo que significa que necesitan 300 millones para terminar el año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *