amor

Amor a toda prueba con 55 años de matrimonio

De aquel apretón de manos que se dieron hace 58 años, cuando una amiga en común los presentó, nació una gran historia de amor en la que aún escriben páginas juntos: Consuelo Romo y Manuel Bañuelos.

Manuel quedó prendado de Chelo y tras discreto cortejo, casi de inmediato, se hicieron novios a pesar de la oposición rotunda del padre de ella.

Poco antes de cumplirtres años de noviazgo el padre de Chelo, en su afán por separar a los enamorados, la mandó a Aguascalientes una temporada.

1402_05Ella a punto de cumplir los 18 años y él ya con 23 firmaron el acta matrimonial, así cumplían sus sueños y la sentencia del ahora suegro: “o se casan ya o se dejan”.

No hubo esa tradicional ceremonia de pedida de mano, tan apreciada en la sociedad zacatecana.

El enamorado se armó de valor y acompañado de Enrique, un buen amigo y una tía de ella, habló con su futuro suegro. El desafío, lo hacía valiente.

Como marcaba la costumbre, obtuvieron el consentimiento paterno, necesario para hacer las cosas como Dios manda, pues sin éste sería  imposible firmar el Acta del Matrimonio Civil y sin la cual no los casaría ningún sacerdote.

El 8 de septiembre de 1961, Chelo y Manuel se casaron por lo Civil y el 21 de enero del siguiente año, por la Iglesia.

Con el recuerdo tan fresco y el nerviosismo a flor de piel, como si fuera ayer, a 55 años siguen tan enamorados como el primer día.

Las Bodas de Esmeralda les recuerdan que han pasado de todo: momentos muy felices y tristes; enojos y pleitos, pero también reconciliaciones; carencias, dificultades, sustos, cansancio y enfermedades, pero ambos coinciden en que todo ha valido la pena al ver con alegría la familia que han formado.

“Nuestra más grande satisfacción es ver a nuestros siete hijos convertidos en hombres y mujeres de bien. Todos son profesionistas y están casados”, dijo emocionada doña Chelo.

1402_07Actualmente tienen 12 nietos y cuatro bisnietos.

“Son muchos años juntos. Yo creo que si nos hubiéramos casado en estos tiempos nos hubiéramos divorciado pronto.

“El matrimonio no es fácil, pero hay que tener prudencia y amor para encontrar el entendimiento y comprensión que se necesita para hacer una vida feliz”, afirma visiblemente emocionada.

Lamentó que ahora, a la primera dificultad, a la primera diferencia, los matrimonios acaban en divorcios.

La Casa de los Abuelos es alegre y se mueve al ritmo de las risas de los más pequeños de la familia, dejando atrás años de dificultades que en algún momento pasaron cuando los hijos eran chicos.

Cuando pues para procurar el sustento él trabajaba fuera de la ciudad, mientras ella se hacía cargo de la casa y la familia.

“Siempre traté de mantener a mis hijos unidos, que unos vieran por los otros, aunque claro, siempre hay pleitecillos, pero aún ahora, ellos se apoyan unos a otros.

“No fue fácil, pero no imposible, sobre todo porque siempre tuve el respaldo de Manuel”, dijo Chelo.

Para casarse, dijeron, “primero deben tener la seguridad plena (de lo que van hacer), porque el matrimonio no es fácil, pero si se convive en armonía, con mucha confianza, cariño y amor no hay nada imposible.

“Nosotros superamos todo por el amor, cariño y respeto que nos hemos tenido”, subrayaron.

Y doña Chelo remató: “Si volviera a nacer, llevaría mi vida igual a la que he llevado”.

Amor y desamor

1402_08De acuerdo con información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) el número de matrimonios en el país ha disminuido y aumentado el de divorcios a nivel nacional.

En cuanto a uniones, la tendencia es similar en Zacatecas capital los últimos dos años, al presentarse 578 en 2015 y 558 en 2016, según informan autoridades del Registro Civil capitalino.

Los divorcios, en la capital casi van a la par con 232 en 2015 y 227 al año siguiente.

El conteo del Inegi muestra que a nivel nacional el porcentaje más alto de matrimonios se presenta en parejas donde el hombre es mayor que la mujer entre 3 y 5 años (23%), le siguen donde la diferencia es de 1 a 2 años con 22%.

En el país, el Inegi informa que 2013, la edad media al matrimonio para los hombres es de 30 años y para las mujeres es de 27; para Zacatecas no hay referencia de edades.

Las cifras nacionales registran que en 2014 hubo 577 mil 713 matrimonios, en 2013 fueron 583 mil 264 y en 2012 la cifra se ubicó en 585 mil 434.

El conteo de 2014 incluye matrimonios entre personas del mismo sexo: uno en Campeche, Chihuahua, Guanajuato, Querétaro y Veracruz; dos en Nayarit; 68 en Coahuila ymil 612 en la Ciudad de México.

En Zacatecas, sólo se registró un matrimonio igualitario, en 2016.

En cuanto a divorcios de 2011 a 2013, las cifras son: 91 mil 285,

99 mil 509 y 108 mil 727  respectivamente.

1 comment

Get RSS Feed

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *