7 canciones de madres (y no está Señora)

0
5173

Una cosa es segura.

Encontramos mucho más de 7 canciones para el Día de las Madres pero… ¿a poco querías escuchar otra vez «Señora», interpretada por Denise de Kalafe?

Por eso, te traemos este listado donde van rancheras, baladas y trova… ¡para todos los gustos y todos los sabores!

Amor eterno

Para la comunidad latinoamericana una de las más populares corresponde al mexicano Juan Gabriel que inmortalizó ‘Amor eterno’, que habla del amor eterno de una progenitora por sus hijos. El cantante es uno de los artistas que siempre estuvo agradecido con su madre.

La sonrisa de mamá

En sudamérica la canción interpretada por el argentino Palito Ortega, titulada «Se Parece a Mi Mamá» o «La Sonrisa de Mama» se convirtió en un clásico de los años 80 y 90. Se interpretaba en colegios, universidades, eventos públicos, e incluso hasta hoy se escucha en algún jingle o spot. Aquí el videoclip inspirado en un film.

A la sombra de mamá

Otro tema popular es la canción interpretada por el argentino (seguimos en sudamérica) Leo Dan titulada «A la sombra de mi mamá». Esta canción también fue conocida como «Todos tienen una madre» (puedo asegurarles que algunos no pero, no vamos a politizar este post).

Mi cariñito

Este es un clásico nacional y corresponde el honor al ídolo de Guamúchil, Pedro Infante quien interpreto esta canción en «Los tres García». ¿Cómo olvidar a esa bella abuelita (es sarcasmo) interpretada por Sara García?

Madrecita querida

Vicente Fernández también interpretó «Madrecita querida». El verso musical es una suerte de perdón a la madre, por hacerla a un lado por culpa de una mujer «traidora», reconociendo que «sólo tú me comprendes» (ay dolor, ya me volviste a dar).

Lo siento

Laura Pausini también regaló a todas las madres «Lo siento»; conmovedora canción de la italiana dedicada a su madre, intentando reconciliarse y reencontrarse con ella, después de estar distanciadas por el tiempo.

Soneto a mamá

Esta es una joya de Joan Manuel Serrat y la letra es para reflexionar: «No es que no vuelva porque me he olvidado de tu olor a tomillo y a cocina», frase que nos recuerda estar siempre presentes para apoyar a nuestras madres. El coro de la Universidad de Córdoba le interpreta la canción a Serrat durante su Honoris Causa (y se vale ponerse a llorar… si quieres).