Las agroempresas son fundamentales para los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Esto dijo Luis Rodríguez Mastache, Director General para México y Centroamérica de Simplot.

Dijo que estas organizaciones representan uno de los principales pilares para aportar a ellos desde la responsabilidad social y la sostenibilidad.

Publicidad

Afirmó que las agroempresas pueden impulsar el empleo decente, el talento humano y mejorar los estándares de vida forma parte de un crecimiento económico inclusivo.

Toda vez que este impulsa el progreso.

Mejores prácticas

Es vital en las agroindustrias implementar las mejores prácticas laborales y entornos laborales que garanticen el acceso a los servicios esenciales y a la protección social.

Además, producir más con menos recursos es una de las bases que ha llevado a plantas de producción agrícola, como la de Simplot, a posicionarse en 2017 como “Planta Verde”.

Puntualizó que  la compañía ha logrado un equilibrio entre su crecimiento y el cuidado del medio ambiente.

En México garantiza que sus investigaciones sean éticas y que sus operaciones conserven la energía, recuperen y reciclen el agua y preserven el hábitat crítico.

La responsabilidad social es crucial en la agroindustria.

Donde impulsar plantas agrícolas a través del desarrollo comunitario, cosechas sostenibles y cuidado ambiental son algunas de las mejores prácticas.

En México, plantas procesadoras como la de aguacate en Morelia y las de frutos refrigerados en Irapuato, de Simplot, se posicionan como referentes en estos temas.

Esto ofrece beneficios para los pequeños agricultores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here