La revuelta de aspirantes a regidurías, diputaciones y alcaldías dentro del PRI, ya tocó a la precandidata de la alianza Va Por Zacatecas.

De otra forma, no puede explicarse el llamado hecho por Claudia Anaya en el discurso que arrancó la campaña interna.

En lugar de resaltar el mensaje de unidad hecho por la legisladora federal, los opinadores dieron fuerza a la idea de que no habrá espacios para todos.

Publicidad

Y es que las presiones de aspirantes priistas que esperaban un pago al sacrificio que hicieron en 2018, no se han hecho esperar.

Pero lo mismo sucede en los partidos políticos aliados.

Julio César Ramírez, alcalde de Río Grande desde 2016, aspiraba a una diputación local que -análisis aparte- consideraba merecer.

¿Por qué?

Porque a pesar de la fuerza que tuvo Morena en la región durante la elección del 2018, logró atraer los votos suficientes para el PAN y el PRD y reelegirse.

Había méritos suficientes -según él- para ser tomado en cuenta para una diputación; pero no fue así.

Una hora antes de que Anaya Mota verbalizará su preocupación, Julio César Nava de la Riva, ex candidato del PRI en la capital, anunció que se retiraba del partido.

No es sorpresa la decisión de Nava de la Riva, quien fuera director del Instituto de Ecología y Medio Ambiente de Zacatecas en los tiempos de Alejandro I.

El hoy Contralor en Guadalupe había generado señales claras de que su lealtad estaba puesta ya en otro partido, no en el PRI.

¿Qué dijo Anaya Mota?

Llamó a los políticos (no sólo del PRI) a “aprender a ceder”.

Y además de ceder, los aspirantes perdedores tendrán que ayudar al triunfo del que los derrotó porque “el servicio público es más importante  que un cargo público”.

Llegará el momento en que la alianza se estabilice; que los perdedores asimilen la derrota y los ganadores se pongan a trabajar.

En tanto, pierden tiempo para enfrentar a un adversario que les saca 20 puntos en las encuestas.

O una una prensa sargento, o las piezas se le despegarán en los siguientes meses.

La bendición

1.- Es notoria la pelea entre el PRI y el equipo de campaña por controlar el discurso de la precandidata. Tendrán que tomar decisiones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here