Este 2021 una de las metas del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) esaumentar la productividad del Programa de Donación de Órganos y Tejidos, y lograr unas 150 donaciones, lo que implica superar las 138 alcanzadas en 2019, gracias al valioso apoyo de familias derechohabientes que permitieron llevar nuevas oportunidades de vida y salud a cientos de pacientes beneficiados, informó el Director General, Luis Antonio Ramírez Pineda.

Precisó que el Instituto realiza esfuerzos para mantener este programa activo, por ello constantemente se están actualizando los procedimientos, administrando los insumos para poder llevar a cabo los procesos de donación y trasplante de la manera más segura y eficaz, tanto para receptores, personal y las familias derechohabientes.

Publicidad

Por su parte, la Coordinadora Nacional de Donación de Órganos y Tejidos, del Instituto, Lizaura Gómez Flores, resaltó que el Programa del ISSSTE en la materia trabaja con altos estándares de calidad humanitarios, clínicos y legales, que se aplican desde la detección, la autorización de los familiares, asignación de órganos y tejidos a los pacientes más adecuados, su traslado y realización de los trasplantes en el menor tiempo posible y con el máximo beneficio a los pacientes.

 

Afirmó que en México existe una buena organización y logística de donación y trasplantes regulada y coordinada por el Centro Nacional de Trasplantes (CENATRA).

“Tratamos que las donaciones obtenidas en unidades médicas del ISSSTEbeneficien en primera instancia a nuestros derechohabientes en lista de espera institucional, siempre y cuando sean compatibles con el donante”, enfatizó.

Cuando no tenemos pacientes compatibles, detalló, con ayuda del CENATRA se activa la búsqueda de receptores idóneos en hospitales de otras instituciones públicas e incluso de hospitales privados, con el objetivo de estos valiosos productos lleguen a quienes los necesitan.

A su vez, el Coordinador Regional Centro de Donación, Diego Osvaldo Guzmán Cárdenas, dijo que “donar órganos y tejidos es el acto más grande de amor que se pueda demostrar de un ser humano a otro, porque en este duelo por la pérdida de su ser querido esa familia tiene la voluntad y fortaleza de autorizar la donación y con ello evitan que otras familias sufran por enfermedades prolongadas de sus pacientes o por pérdidas humanas”.

“Hemos comprobado que las familias de los donantes transitan un duelo mucho más sano y menos doloroso al comprender que sus seres queridos al donar trascienden y se convierten en auténticos héroes y heroínas que prodigan un bien invaluable a la sociedad ayudando a mejorar la vida de muchas personas y sus familias, aún después de la muerte”, refirió.

 

Cuando se realiza una donación mixta multiorgánica y de tejidos, explicó Guzmán Cárdenas, podemos ayudar a los enfermos a recuperar la vista; a reconstruir partes de hueso en niños a quienes se les extirpan tumores óseos; a rescatar a personas con insuficiencia renal crónica de una vida difícil en la que llevan años de ir tres días a la semana al hospital para recibir hemodiálisis; o bien, literalmente a salvar la vida de personas muy graves que enfrentan urgencia de trasplante de hígado o de corazón.

En síntesis, dijo, con el Programa de Donación de Órganos y Tejidos todos ganan, “gana el paciente, gana la familia y gana el sistema de salud” ya que es un protocolo médico terapéutico de muy alto costo-beneficio.

Por último, Lizaura Gómez Flores destacó que los mexicanos somos proclives a ser solidarios y a brindar ayuda al prójimo en momentos difíciles, sin embargo, es más fácil respetar una decisión que tomarla a nombre de otro, por lo que reiteró la importancia de platicar estos temas en familia y en caso de que decidan ser donadores informar a sus familiares su voluntad porque hay conversaciones que salvan vidas y hablar de donación es una de ellas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here