El discurso se repite cada campaña electoral.

Va desde crear más empleos hasta atraer inversiones.

Desgraciadamente siempre se explica el qué, pero no el cómo.

Publicidad

Lo mismo está sucediendo en Zacatecas… otra vez.

Las propuestas económicas de aquellos que aspiran a ser candidatos a gobernador / gobernadora se centran exactamente en lo mismo de siempre.

¿Crear más empleos?

Gran idea. Pero no hay una explicación clara de cómo hacerlo.

¿Atraer más inversiones?

La pandemia de la Covid19 demuestra que será más difícil atraer inversiones ante mientras el virus continúe.

En el primer decenio del siglo el gobierno estatal perdió miles, si no es que millones de pesos, provenientes del dinero del Régimen de Pequeños Contribuyentes.

Ofrecer una alternativa a los ciudadanos dentro del actual marco legal es no ofrecer nada.

Si a eso sumamos el factor pandemia, que mantendrá la economía paralizada, entonces la situación se complica.

¿Y si pensamos en el ambulantaje como una fórmula para reactivar la economía del estado?

¿O por lo menos de las concentraciones humanas de la entidad?

De acuerdo al INEGI, los hogares de más bajos recurso (y de esos hay muchos en Zacatecas) sólo ingresan 43 pesos diarios por integrante.

Ellos deducen el 0.1 por ciento del Impuesto sobre la Renta.

Cierto es que tiene beneficios, como el aumento en los ingresos del decil más bajo.

Además, permitiría el movimiento de dinero que se paralizó con la falta de obra pública.

Las desventajas son muchas, especialmente por la apropiación del espacio público, la coptación política que se hace de los ambulantes y los cotos de poder que se pueden crear con esto.

Pero quizá, la principal oposición que tendrían sería el de una sociedad que tiene aversión al ambulantaje pero que no deja de presumir la comida callejera.

Para este sector, es mejor tener una ciudad bella, llena de tradiciones pero sin oportunidades para los más necesitados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here