CIUDAD DE MÉXICO.- La tecnología a avanzado de una manera impresionante, hasta llegar a controlar tu casa. Aunque esto hace más simple tu vida, puede ser peligroso.

El Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información de Datos Personales (INAI), advierte sobre el riesgo.

Hay desde timbres que te permiten hablar con la persona sin tú estar en casa. Celular que indica a la aspiradora tiene que limpiar y hay infinidad de aparatos que controlan más cosas.

Publicidad

Por consecuencia, los aparatos pueden almacenar, procesar o transmitir información personal a través de una conexión a internet.

Hasta ahora no se encuentran definidos los requisitos mínimos de seguridad que deben cumplir los fabricantes de equipos IoT.

La información que almacenen puede ser utilizada para generar patrones de conducta o consumo. También puede ser captada por ciberdelincuentes, si no se siguen las medidas de seguridad adecuadas.

Precaución

En este contexto, el INAI recomienda a los usuarios de aparatos con tecnología IoT:

  • Verificar el tipo y cantidad de datos que obtienen los dispositivos inteligentes.
  • Modificar la configuración en función de las necesidades del usuario, conservando siempre las medidas de seguridad instaladas por defecto.
  • Revisar quién o quiénes tienen acceso a la información recabada o si existe la posibilidad de un acceso remoto a ellos, configurando los parámetros de seguridad convenientes.
  • Leer las condiciones de uso y almacenamiento de la información, considerando que pueden recoger datos, procesarlos y compartirlos.
  • Informarse antes de comprar un dispositivo y adquirir los que resulten más seguros, por ejemplo: aquellos que permitan actualizaciones de seguridad, y faciliten el borrado de datos personales cuando sean desechados o transferidos a otro propietario.
  • Cambiar las contraseñas de fábrica y establecer unas seguras, que contengan más de 8 caracteres en letras minúsculas y mayúsculas, dígitos y caracteres especiales.
  • Habilitar el acceso a internet solo cuando sea necesario y en redes que sean seguras.
  • Instalar aplicaciones desde los canales oficiales facilitados por los fabricantes.
  • Mantener actualizado el software del dispositivo, para contar con los parches más recientes, provistos por el fabricante y asegurar que sean remediadas las vulnerabilidades conocidas.
  • Evitar vincular el dispositivo inteligente a otros aparatos de los que se desconoce su nivel de seguridad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here