El 10 de septiembre se conmemora el Día Mundial para la Prevención del Suicidio. Un acto que deja a familias destrozadas y con la interrogante ¿Qué hice mal? ¿pude hacer algo para evitarlo?

Como se sabe la pandemia vino a elevar los niveles de suicidio, casos de ansiedad depresión y otros problemas como el económico. 7 mil 869 personas se quitaron la vida en 2020, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

¿Es el suicidio una causa de muerte prevenible?

Los especialistas aseguran que sí, e incluso señalan cómo se puede detectar y llevar a cabo ayuda en el riesgo suicida.

Publicidad

Indicadores de riesgo:

Pon especial atención en personas que realizan cambios conductuales marcados, algunos acompañados con el inicio o incremento significativo de consumo de sustancias como drogas o alcohol.

El cambio de conducta muy marcado puede ir también en el sentido opuesto a la irritabilidad o negatividad. Es decir puede haber periodos de calma y tranquilidad repentinos, esto cuando previamente se ha presentado gran agitación. En realidad, no se trata de una mejoría, por el contrario, puede constituir una señal de peligro de riesgo inminente.

Personas que presenten un marcado deterioro en la conducta social, que se aíslen, rechacen tener contacto con otras personas. Tengan expresiones negativas sobre el futuro.

Actitudes de desesperanza, hablan mal de sí mismos, se expresan mal de su vida, retraimiento, aislamiento de la familia, amigos o de la sociedad en general, viajes repentinos e inexplicables con la intención de alejarse.

Es de destacar que algunas personas escriben notas sobre suicidio, lo expresan o tienen ideas suicidas, pero es importante saber que NO todos lo hacen. A veces incluyen cartas de agradecimiento o de despedida.

En individuos con personalidad impulsiva, es importante retirarles instrumentos con los que pudieran auto lastimarse, cuchillos, navajas, pastillas, etc.

Pon especial atención a personas con una depresión mayor o algún otro trastorno mental no tratado como intensa angustia, desesperación, agresividad severa, insomnio incontrolable o irritabilidad extrema.

Personas que acaban de recibir una noticia de una enfermedad incurable (cáncer, padecimientos neurodegenerativos, etc.), con intenso dolor físico, mental o emocional.

Hay que poner especial atención a personas, con las características anteriores, que comiencen a definir sus bienes, arreglar finanzas, hablar de a quién dejarían sus pertenencias.

El ambiente familiar disfuncional también es un factor que influye: si hay agresividad, hostilidad, violencia, abuso, si en la misma familia ya hubo un suicidio o intentos de suicidio, etc.

Algunas personas atentan contra su vida cuando han tenido una pérdida muy significativa ya sea de algún ser querido, un hijo, el cónyuge, pérdida del trabajo, pobreza, problemas legales de grandes deudas y más.

AYUDA

Si un amigo o familiar presenta problemas de este tipo, solicita ayuda en el Instituto Nacional de Psiquiatría

También puedes hacerlo en la Línea de la Vida. Para atención de emergencia relacionadas con salud mental marca:

800 911 20 00

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here