Colectivos feministas, así como autoridades estatales, se reunieron este fin de semana para establecer acuerdos para la seguridad de las mujeres, esto a tres semanas de lo ocurrido en el restaurante-bar Shannon’s.

Cristela Trejo Ortiz, integrante de la Colectiva Feminista de Zacatecas dio a conocer que esta reunión fue al rededor de la seguridad de las mujeres en negocios privados de recreación.

Sin embargo, las feministas aseguraron que de no hacerse acuerdos con perspectiva de género, dejarán las mesas de trabajo, pues no permitirán ser comparsa de un gobierno que no tiene verdaderas intensiones de dar seguridad a las mujeres.

Publicidad

Uno de los acuerdos fue reforzar el operativo “Diana Doble”, sin embargo este operativo no garantiza absolutamente nada, aseguró Cristela Trejo.

La Diana Doble es un operativo dentro de antros, bares y algunos restaurantes; funciona al momento en el que una mujer que se sienta agredida o acosada dentro de este establecimiento y pida este trago para hacerle saber al mesero que necesita ayuda sin que su agresor lo note y la pongan a salvo.

Este operativo inició hace aproximadamente dos años en la Ciudad de México, y en Zacatecas tiene más de un año de función en varios comercios privados, sin embargo no se le ha dado seguimiento ni hay cifras de a cuántas mujeres se ha apoyado.

“El que esté el cartel en cada bar no garantiza que se use, ni cómo se usa, ni que sea efectivo, entonces sí necesitamos que se evalúe como una estrategia de seguridad para las mujeres”, declaró Cristela.

Esta información sería importante para conocer los lugares, horas y días más frecuentes en los que las mujeres sufren acoso para llegar a un verdadero operativo de seguridad.

“No esperamos mucho por los cambios de administración, no esperamos mucho por la cultura machista que permea”.

Si bien, las propuestas no les parecieron malas, sí ven que este problema tiene que atenderse desde la raíz y no sólo en los espacios de esparcimiento.

Uno de los problemas latentes en estos lugares es también la cosificación de las empleadas al momento de su contratación, pues deben cumplir con ciertos criterios estéticos, así como con los uniformes que se les dan; también en el contratar a personal masculino que ataca o permite que sus compañeros ataquen o acosen sexualmente a las mujeres.

Recordó, en el tema del restaurante-bar Shannon’s, que ya hay tres denuncias, dos hechas por mujeres víctimas de las cámaras que había en los baños y una por el dueño del negocio en contra de quien resulte responsable, pues aseguró que no tenía conocimiento de estas cámaras.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here