El pacto de respetar al titular del Poder Ejecutivo hasta que presentará su informe de gobierno, terminó.

El acuerdo no firmado entre aspirantes a la gubernatura, fue demolido el lunes por la mañana.

Desde ese día y hasta que el PRI tome la decisión de elegir a su candidato a gobernador, mucha tinta (y muchos bites) serán usados para entender lo sucedido.

Publicidad

Lo declarado por el Secretario del Campo no sólo causó revuelo en Zacatecas; también mete presión a la decisión de la dirigencia nacional.

Porque si bien no configura un delito electoral, de acuerdo a lo analizado por especialistas electorales, si crea expectativa.

Tanta, que tuvo respuesta inmediata.

Bien sabido es que dentro del PRI, la decisión de elegir candidato a gobernador se toma en otras latitudes.

Se pulsa el “sentir” de las organizaciones; de las “fuerzas vivas” les llamaban en el pasado; pero desde la Ciudad de México, se dice la última palabra.

Y en este marco, A(m)lito (mejor conocido como Alejandro Moreno) tiene que tomar decisiones que eviten que la debacle del PRI a nivel nacional.

No perder más gubernaturas es la estrategia.

El autodestape del Secretario del Campo es un mensaje local con implicaciones nacionales.

Da certeza a un grupo de operadores políticos en la entidad y a un sector del PRI sobre el futuro.

Por el otro, alerta a la dirigencia nacional sobre las posibilidades no sólo del responsable del Campo, sino de otros y otras que, un día sí y otro también, están operando no en cafetines, sino directamente en los municipios.

¿El PRI se puede romper?

Es altamente probable, sobre todo cuando el partido busca certeza de triunfo; una que hasta hoy no tienen y que les están ofreciendo en otro instituto político.

Y del pacto, ese que respetaría al Gobernador hasta el 8 de septiembre… mejor ni hablamos.

La declaración también le mete presión a un gobierno presionado por todos los flancos. Le resta autoridad pero… es claro que dentro del PRI se llevan pesado.

La bendición

De hecho, la defensa al titular del Poder Ejecutivo vino desde Fresnillo. El alcalde fue quien alertó que estas declaraciones no le hacen bien al estado. “A quien menos le conviene es al Gobernador. Es un daño a la administración de Alejandro Tello… es una falta de respeto al mismo Gobernador”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here