Imagina que la ropa que no usas la puedes convertir en ladrillos que permitan que tu casa se convierta en un espacio térmico.

Lo mismo pensó Clarisse Merlet, una estudiante de arquitectura que en 2017 se fijó en la cantidad de residuos textiles que se producen en Francia.

Merlet era consciente de la disminución de los recursos naturales y de los enormes residuos inherentes a la industria de la construcción.

Publicidad

Pensó que podía haber una mejor forma de construir que redujera la demanda de material virgen y aprovechara los recursos ya extraídos.

Así fue como se le ocurrió la idea de FabBRICK, su galardonada empresa que fabrica ladrillos decorativos y aislantes a partir de ropa vieja.


Smart Plug Works with Alexa Google Assistant SmartThings for Voice Control, Teckin Mini Smart Outlet Wifi plug with Timer Function, No Hub Required, White Fcc Etl Certified 4 packs


El componente básico de los ladrillos es la ropa triturada, que Merlet compra ya molida a un proveedor de Normandía.

Cada ladrillo usa el equivalente a dos o tres camisetas, se puede usar cualquier tipo, no sólo algodón, también poliéster, elastano, PVC y otros materiales.

Los restos se mezclan con un pegamento ecológico que ha desarrollado ella misma, y luego se prensan en un molde para ladrillos.

Este molde usa la compresión mecánica para formar los ladrillos, por lo que no requiere más energía que la que necesita un trabajador humano para presionarlo.

Los ladrillos húmedos se sacan del molde y se dejan secar durante dos semanas antes de usarlos.

 

8 Comentarios

  1. Have you ever heard of second life (sl for short). It is basically a game where you can do anything you want. Second life is literally my second life (pun intended lol). If you would like to see more you can see these sl authors and blogs

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here