Su particular color naranja ha hecho de la zanahoria un producto inconfundible en la cocina mexicana.

Ya que se puede utilizar de forma original en platillos salados y dulces.

La zanahoria ha sido cultivada desde la antigüedad, aunque solo se cultivaba por sus hojas y semillas aromáticas, no por su raíz, que es lo que actualmente comemos.

Esta hortaliza crece en cualquier tipo de suelo sin necesitar muchos nutrientes.

Si bien se puede dar en cualquier terreno, es preferible hacerlo donde la tierra esté suelta y fácil de hacer surcos, por lo que terrenos rocosos o compactos no son la mejor opción.

El clima ideal para el cultivo de zanahoria es el clima templado, es decir, temperaturas de 16 a 18°C.

La temporada de zanahoria comienza en agosto y dura hasta noviembre.

Gastronómicamente, se puede utilizar de diversos platillos como sopas, cremas, puré, estofados; además de postres desde pasteles hasta gelatinas.

En este mes de agosto, puedes consumir zanahoria en todas sus opciones.

Sabiendo que este producto de temporada es digno del campo mexicano y no decepcionará a tu paladar.

En 2021, Zacatecas fue el principal productor de zanahoria en el pais.

Le siguieron Puebla y Guanajuato y en conjunto se cosecharon más de 11 mil hectáreas cultivadas con esta hortaliza.