Explicar una y otra vez que las encuestas son la fotografía instantánea de la percepción que tienen los consultados sobre un tema en particular, sería redundar.

¿Cuál es el temor que tiene la clase política sobre a estos ejercicios demoscópicos?

Esa, la percepción. Y percepción es realidad.

Publicidad

De ser así, entonces si tienen razón en preocuparse.

La ola de encuestas que dan como favorito al Coordinador General de Ganadería en la elección para renovar el Poder Ejecutivo provocó ya un intento de desmentido.

El intento, queda claro, no vino del PRI zacatecano –aún en shock por lo ocurrido hace dos años.

Quizá los sectores del gobierno que perciben que los privilegios de 11 años se alejan, pudieron ser los operadores de ese desaguisado. Algún día aprenderán a trabajar.

(Pero su afán de permanecer pegados a la ubre presupuestal no es el tema)

¿Deberían los seguidores del Coordinador General de Gandería sentirse confiados por estos resultados?

Si lo hacen, no han entendido nada y los errores cometidos en el pasado podrían repetirse.

Para el día de la elección (6 de junio de 2021) falta mucho.

El camino es largo y los errores cometidos por el gobierno estatal (ha cometido errores, es indudable) podrían ser ventilados con una nueva narrativa.

Una que permita al electorado confiar nuevamente en el partido en el gobierno estatal y mantenerlo otros seis años en el poder.

Sin dejar de considerar que el ejercicio del poder desgasta y morena experimenta ese proceso en la actualidad, a grado tal que pocos considerán que mantendrá la mayoría legislativa en la cámara baja.

Es innegable que los números de las encuestas son alentadores para los seguidores del funcionario de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural.

Pero si alguien considera que todo está decidido, entonces esa fortaleza se podría convertir en debilidad.

La bendición

En el PRI consideran la posibilidad de acusar al PVEM de actos anticipados de campaña. Se nota que tienen mucha voluntad pero andan mal informados… Saúl Monreal y su cercanísimo equipo de colaboradores demuestran que ellos también son una fuera moral y no una de contagio de COVID19 en Fresnillo; sin embargo, ese municipio ocupa el primer lugar de contagios en el estado. Nada de sana distancia. ¿Cómo para qué?

Ejercicio de imaginación

Hubo disposición a sacrificarse en 2004. ¿Habrá la misma disposición para hacerlo en 2021?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here