29.8 C
Zacatecas
miércoles, mayo 22, 2024

La tecnología atacará mercado de los juguetes sexuales

- Advertisement -spot_imgspot_img
- Advertisement -spot_imgspot_img

La tecnología ha abarcado casi todo aspecto de nuestras vidas, desde la simpleza de ver la hora hasta conectarnos con otros. Su siguiente victima es el mercado de los juguetes sexuales.

Quizá no es el mercado que más da de que hablar, pero esto no quiere decir que no haya crecimiento en el ya que se estima que recauda 15.000 millones de dólares al año y sólo hablamos de los juguetes.

En 2002 los fundadores de LELO se dieron cuenta que no había gran variedad de dildos (si, LELO es una compañía de dildos), así que decidieron hacer una investigación para crear juguetes de mayor categoría y diseño.

Además de la falta de variedad en dildos, tenemos claro que el orgasmo femenino es todo un misterio (a tal grado de ser objeto de estudio), pues la tecnología también busca dar avance en satisfacer este misterio.

La desinhibición entorno a la exploración del placer sexual ha ido en aumento en los últimos años, tanto que ya es normal encontrar productos para cuidado de la piel de la vulva o ejercicios del suelo pélvico, como lo son Trainer Toyfriends de Tickler que ayudan a tonificar los músculos de Kegel.

1366_2000

De esta manera el mercado del placer es algo más que explotar y que mejor que sea de la mano de la tecnología que ha llegado a ser la mejor compañera en la actualidad.

La convergencia de evolución tecnológica y la búsqueda de la satisfacción en toda su variedad posible ha supuesto un gran abanico de productos para la estimulación sexual individual o colectiva, de modo que características como la resistencia al agua o la carga por USB se han generalizado, priorizándose la estética, la limpieza y buscando también lo smart en los patrones de vibración.

El factor forma no sólo ha variado de manera llamativa en los smartphones. La comodidad y la ergonomía son también claves en la tecnología del placer y en lo referente a estimulación femenina vemos artículos que distan mucho de la forma fálica de los vibradores tipo. Un ejemplo es el discreto OhMiBod Club Vibe 3.0H, que además de ser resistente al agua y tener control remoto incorpora un micrófono que convierte el ruido ambiental (voz, música, etc.) en vibraciones.

Otro ejemplo es Hello Touch, un pequeño vibrador cuyo soporte son las puntas de los dedos de modo que la estimulación pueda darse en el punto exacto donde se desee. Por supuesto, también son resistentes al agua, aunque en este caso no tienen batería recargable, sino que funcionan con pilas (dos baterías AAAA).

Limon no deja lugar a dudas de qué forma tiene con su nombre, pero su reclamo es que podemos personalizar el patrón de vibración que más nos guste en cuanto a duración e intensidad de las mismas. La manera de grabarlo (o producirlo) es apretar el dispositivo según deseemos (más presión, más intensidad en la vibración.

Siguiendo con los vibradores inteligentes, HUM presume de ser «inteligente e intuitivo» incorporando sensores además de motores para crear una respuesta personalizada según nuestro movimiento y estimulación táctil. Otros dispositivos algo más innovadores son Womanizer Vibrator, que deja a un lado la vibración para succionar el clítoris (en LifeHacker tenéis un análisis detallado) y Siime Eye, un dildo que incorpora una cámara.

1366_2000 (2)

Por otro lado, la satisfacción masculina no queda olvidada.

Y llega el Autoblow 2 (no necesitamos explicar para que verdad), el oscilador (no vibrador) Pulse 3 Solo o quizá el Aqweel XT y sus turbo lenguas.

- Advertisement -spot_imgspot_img
Latest news
- Advertisement -spot_img
Related news
- Advertisement -spot_img

36 COMENTARIOS