¿Recuerdas parecerte al Pípila en la primaria?, la verdad es que no es un secreto que desde hace años, las mochilas de los escolares son realmente pesadas y la causa de muchos problemas en la espalda.

Especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), aclararon que las mochilas de los niños no deben exceder el 10 por ciento de su peso. Además invitaron a los padres de familia a que revisen que tan pesadas están las mochilas, que estás sean confortables y que si es posible tengan ruedas para transportarlos.

Consecuencias a largo plazo

Afirmaron que, a largo plazo causan problemas en la salud como deformaciones en la columna, malas posturas al caminar y trastornos del sistema músculo esquelético.

Publicidad

Se recomienda que las mochilas tengan correas anchas y sean acojínadas, pero principalmente que sean de su tamaño.

Si el infante se encorva hacia adelante para equilibrar el peso al momento de caminar, podría causar una contractura mayor.

Puntos a tomar en cuenta

Preferir sobre cualquier opción mochilas de dos correas, para que el peso se distribuya en ambos hombros y evitar que carguen objetos innecesarios.  Ya que los daños no sólo pueden aparecer en la columna, también en la cadera y las rodillas de los pequeños y de no ser tratados a tiempo podrían ser irreversibles.

Si tu tienes hijos o hermanos pequeños tienes que revisar constantemente lo que carga en la mochila, ya que a  esa edad las lesiones pueden ser muy graves.

Tienes que tomar en cuenta que si pesa 30 kilogramos lo que cargue no sobre pase el 10 % de su peso, o sea que su mochila no pese más de 3 kilogramos

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here