Ganaderos de la zona sur de Zacatecas y norte de Jalisco se verán beneficiados con el Laboratorio Diagnóstico Veterinario, donde la administración estatal invirtió 4 millones de pesos y cuya capacidad permite procesar 79 mil muestras de brucelosis bovina y 14 mil para ovinos y caprinos.
 
Al inaugurar dicho espacio, Adolfo Bonilla Gómez, secretario del Campo, dio a conocer que el Gobernador Alejandro Tello amplió, de 8 a 20, los programas ganaderos; como ejemplo, refirió que desde septiembre, maquinaria pesada repara caminos saca cosechas y construye o desazolva bordos en la entidad.
 
En el Plan Estatal de Desarrollo 2017-2021 -agregó- se comprometió la construcción de 100 baños garrapaticidas. Este año serán 35 y en los próximos 15 días se dotará con las respectivas cargas.
 
Bonilla Gómez explicó que la visión de desarrollo que se despliega en la región incluye el trabajo conjunto de las presidencias municipales, asociaciones ganaderas y las autoridades federales y estatales.
 
Asimismo, dijo que durante su pasada visita a la región, el mandatario depositó su palabra para concretar el proyecto del Rastro TIF, que ahora se refuerza con la entrega de 4 millones de pesos, los cuales se sumarán a los que ofreció el gerente estatal de Firco, Rafael Cuevas Cancino.
 
Los ganaderos -enfatizó- definirán lo que conviene más para ellos, es decir, si el rastro es operado por los productores o una empresa. Nos han dicho que saben producir, pero no administrar y algunos otros pedirán la capacitación para hacerlo.
 
El Secretario del Campo detalló que los municipios del Cañón de Tlaltenango cuentan con los laboratorios de suelos y patología, el terreno para el rastro TIF, el presupuesto para la construcción y que continuará la dotación de block multinutricionales y el avnace del Centro de Subastas y Evaluación Genérica.
 
Además, el titular de la Secretaría del Campo (Secampo) informó que uno de cada cuatro sementales del Programa Mejoramiento Genético y Concurrencia se quedará en la región.
 
Por su parte, Armando Luna, gerente del Comité Estatal para el Fomento y Protección Pecuaria (Cefopp), explicó que el proyecto surgió por la necesidad de ahorrar los viajes a los laboratorios de Zacatecas, Aguascalientes y Guadalajara.
 
La Asociación Ganadera aportó el terreno, la presidencia de Tepechitlán gestionó el presupuesto; los 25 médicos veterinarios aportaron el sistema de aire acondicionado y sigue en proceso el equipamiento del laboratorio para el diagnóstico de rabia.
 
El Presidente de la Asociación Ganadera, Eduardo Luna, solicitó el apoyo para continuar la segunda etapa y los ediles de Tepechitlán (Verónica Delgado), Momax (Geno Miramontes) y Santa María de la Paz (Rolando Zamarripa), comprometieron esfuerzos para consolidar la ganadería del Cañón.
 
Geno Miramontes informó que, por parte de Momax, los ganaderos reciben apoyo con areteo y análisis en el laboratorio de suelos en el CBETA de Tepechitlán, conservación de baños garrapaticidas y corrales de engorda.
 
Finalmente, Ernesto Crispín, jefe del Distrito de Desarrollo de Sagarpa en Colotlán, Jalisco dijo que el laboratorio no solamente beneficia a ganaderos de Zacatecas, sino a unos 2 mil de la zona norte de Jalisco.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here