En Canadá están viviendo una situación fuera de lo común por una ola de calor que incluso ya rompió el récord registrado en la década de los 30 del siglo pasado.

Y no sólo eso, al oeste canadiense también se ha sumado parte de Estados Unidos, como Seattle o Portland.

De hecho, por esta ola de calor extremo —e histórico para esos lares— algunas escuelas han tenido que cerrar así como los módulos de vacunación contra COVID-19 en el oeste de Canadá y un par de zonas en Estados Unidos.

Publicidad

Ola de calor le pega a Canadá con temperaturas récord

“Ayer (domingo 27 de junio), un pueblo de Columbia Británica rompió el récord de calor de todos los tiempos en Canadá. Si estás en el oeste del país, donde se registra un calor extremo: mantente a salvo, consulta con tus vecinos y sigue nuestros principales consejos de seguridad”.

Esta fue la información que publicó el primer ministro Justin Trudeau para alertar a las y los canadienses del calor extremo e histórico que rompió un récord (nacional) que data de 1937 en Lytton, ubicado en la Columbia Británica.

De acuerdo con la AFP, en esta zona ya no quedan ventiladores y las autoridades han tenido que abrir centros para refrescarse porque la situación está canija —no sólo en Lytton, también Alberta y algunas zonas de Saskatchewan, Manitoba y Yukon, en donde el calor seguirá durante toda esta semana.

Mientras, en el gabacho, las ciudades de Portland y Seattle no se queda atrás y por aquí la ola de calor ya rompió récord o al menos la temperatura alcanzó un máximo histórico que no se veía desde la década de los 40 del siglo pasado.

Una situación extraordinaria

Tener temperaturas de 21 grados a 47 por esos lares no es normal aún en esta temporada, por eso las autoridades hablan de un calor extremo e histórico.

Y este momento se entiende como el fenómeno llamado “cúpula de calor” o cuando el aire aliente queda atrapado por las altas presiones, según explicó la AFP —que no es el único medio internacional que le ha puesto el ojo a esta noticia, el Washington Post también le dedicó un análisis en corto, resaltando que en ciudades como Seattle la temperatura suele ser templada incluso en verano.

El Washington Post incluso explicó que el cambio climático —provocado por las actividades de los seres humanos— está relacionado con esta cúpula de calor o al menos, con el hecho de que las olas de calor sean cada vez más frecuentes.

Por ejemplo, en esta última década 55 países han registrado temperaturas récord y siete de los 10 años más calurosos registrados han ocurrido precisamente en este periodo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here