En algún punto de nuestras vidas todos hemos comido rebanadas de pizza del día anterior. Quizá es un acto que parece indefenso y delicioso –acá tenemos una nota sobre por qué la comida del recalentado sabe mejor– pero existen riesgos para tu salud si la consumes de la siguiente manera.

De acuerdo al Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) la pizza del día anterior, sin importar si lleva carne, quesos o vegetales, no es segura para comer después de permanecer toda la noche a temperatura ambiente.

Además, el documento recalca que la comida perecedera no debe permanecer más de dos horas a temperatura ambiente. De lo contrario, aumentaría el riesgo de padecer una intoxicación alimentaria.

Publicidad

El que una pizza del día anterior no sea segura radica en el contenido líquido de sus ingredientes.

Benjamin Chapman, especialista en seguridad alimentaria, menciona que los jitomates frescos estimulan el crecimiento de bacterias.

Según Bill Marler, experto en intoxicación alimentaria, es cuestión de no consumir en exceso estos alimentos y de preservarlos en refrigeración para evitar que se descompongan.

Ahora que si guardaste las sobras de la pizza y estuvo refrigerada a menos de 4ºC puedes consumirla sin ningún problema y hasta puedes ingerirla en los próximos 3 días.

Para recalentarla, las recomendaciones son hacerlo a una temperatura de 74º para eliminar los microorganismos que pudieran vivir en los alimentos.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here