banner-940x270

La visita de Enrique Ochoa Reza no logró contener la desconfianza que tienen los priistas en la próxima elección extraordinaria.

De hecho, además de las voces que argumentan que una derrota del PRI afectaría las aspiraciones de Roberto Luévano Ruiz —eficiente operador en la pasada elección a la gubernatura— también hay quien asegura que Judit Guerrero fue consensada para encabezar la candidatura de la Alianza Zacatecas Primero con el fin de que “terminara el trabajo”.

Publicidad

Y es que dentro del tricolor parecen más unidos en contra de la candidatura de la ex diputada federal, que a favor de ganar la alcaldía capitalina.

Una primera respuesta a esta aseveración es el resultado de encuestas internas del Revolucionario Institucional que, si bien ubican a Guerrero López en primer lugar, no demeritan el crecimiento exponencial que están registrando los otros candidatos con partido.

Por ejemplo, Guadalupe Medina Padilla, quien en la elección del 5 de junio no aspiraba más que a obtener su regiduría, hoy registra un crecimiento de 9 puntos porcentuales en 10 días de campaña.

Y Heladio Verver y Vargas, quien ni esa aspiración tenía en junio pasado, la de una regiduría, ha crecido entre un 7 y un 8 por ciento entre los electores consultados.

Hasta el ¿joven? Enrique Bernáldez Rayas muestra un avance conservador derivado de su estrategia de entrega de escobas a todo aquel que lo escuche presumiendo —además— que sus ex correligionarios priistas y los nuevos amigos que hizo durante su estancia en Morena le apoyen para alcanzar la presidencia municipal.

Parece que aún es válida una de las premisas que hemos repetido en diferentes entregas.

Si la oposición —hoy aglutinada en la figura de Guadalupe Medina Padilla— gana, Alejandro Tello y Roberto Luévano pierden; en este caso, la preocupación por el 2018 sentaría sus reales en tricolor.

Pero si el PRI gana, entonces Alejandro Tello pierde y entonces el Primer Priista de Zacatecas (como se acostumbra llamar al gobernador emanado de ese partido político) tendría —quizá— que relanzar su gubernatura.

Afortunadamente, aún es buen momento.

La bendición

Dicen que constructoras beneficiarias del pasado gobierno fueron —dicen— las que presionaron a alcaldes para que les entregaran obras del Fondo Minero.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here