En esta época de paz, sabemos que en tiempo de dar y recibir y en algunas ocasiones es mejor dar que recibir. Más cuando tu tía te regala uno de las cosas más feas que existen y tienes que fingir que realmente te gusta.

Pero eso no significa que debas seguir fingiendo durante todo el año. Aquí te dejamos algunas opciones de que haer.

Reutilízalo

Puedes guardar el objeto no deseado y esperar que te toque regalarle a alguien, si algo es bonito o feo es relativo así que lo que a ti no te gusta puede agradarle a alguien más. Sólo no se te ocurra regalarlo a alguien cercano al que te lo regaló.

Publicidad

 

 

Cámbialo 

Calzones atrigrados, suéteres espantosos y todo tipo de prendas estridentes que ni para hacer el quehacer se pondrían se ven en esta temporada, no sabemos si lo hacen por molestar o la percepción del buen vestir no es la adecuada; si están en esta situación pueden fingir que no les quedo y que necesitan cambiarla.

via GIPHY

 

Donarlos 

Si de plano no toleran algún obsequio pueden aprovechar y matar dos pájaros de un tiro, deshacerte de un objeto que no es de tu agrado y puedes hacer feliz a alguien que lo necesite. Siempre puedes ir a una casa cuna, a un asilo o incluso a los hospitales donde siempre reciben cualquier donación; desde ropa hasta objetos que ayuden a la distracción de quienes están en el lugar.

 

Para no errarle

Para que no la vayan a regar tengan en cuenta lo siguiente:

-Pensar siempre en el destinatario.

-Si falta información buscarla en el entorno de la persona.

-Si no se logra, hay que recurrir a los regalos estándar. Es decir aquellos impersonales.

-Decir siempre que tiene la opción de cambiarlo.

-Si es un libro no hay que dedicarlo.

-No pensar en uno mismo.

-No regalar algo que nos gusta para luego pedirlo prestado.

5 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here