banner-940x270

La barroca discusión registrada en la Cámara de Diputados este martes —en torno a los zacatecanos que radican en Estados Unidos— sólo puso de manifiesto una cosa: a ninguno de los legisladores les interesa el tema migrante.

O como dijo Antonio Salas sobre el tema: Hipocresía pura.

Publicidad

En su columna Tolosa 100, publicada el pasado 9 de noviembre, Salas hace una aseveración fulminante en torno al tema.

Y ahora resulta que nos preocupan, cuando desde que estaban aquí les  construimos muros educativos, económicos y familiares.

Por eso, preocupa escuchar al diputado Osvaldo Ávila Tizcareño cuando asegura que, antes de criticar a los que se fueron, tendríamos que preguntarnos cuales fueron las fallas en México. Viniendo de un representante del PRI, el chiste se cuenta solo.

Por eso, da pena escuchar a Guadalupe Adabache Reyes, diputada migrante por el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), quien acusa al gobierno de no visualizar que miles de migrantes van a retornar acompañados de sus familiares.

¿Acaso no sabe que el gobierno lo componen los poderes Legislativo, Ejecutivo y Judicial y que ella es parte del problema o de la solución?

O la brutal crítica que hizo Iris Aguirre sobre la presencia migrantes mexicanos que se quieren “pasar de listos” en Estados Unidos cuando aquí son los legisladores de todos los partidos (incluyéndola a ella) quienes se pasan de listos con los ciudadanos.

La cita a Tolosa 100 no tiene desperdicio.

Los hemos alejado por que preferimos que no vengan, porque si no se darían cuenta que son la excusa perfecta para que funcionarios que van desde diputados, regidores o encargados de oficinas de atención a migrantes, cobren por no hacer nada.

La bendición

Gracias a los migrantes gastamos más de 700 mil pesos mensuales en mantener a dos diputados… uno es del PRI, otra de Morena. God bless migrants.

6 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here